Mitchell y sus crónicas de Nueva York

• Estas crónicas periodísticas de la Nueva York de los 40 y 50 no tienen desperdicio. Mitchell se revela como un periodista curioso, con fino oído para los diálogos, y de gran humanidad. Cae bien a la gente y derrocha empatía con todos. El resultado es un retrato lleno de vida, frescura y humor negro por el que no pasa el tiempo. Son semblanzas urbanas de gente corriente que, por un motivo u otro, le interesan. Es patente su querencia por los bares, los visionarios, los charlatanes y las personas “distintas”. Sus retratados se te meten dentro y resultan inolvidables: la cobradora de un cine, el fundador de la taberna que da título al libro, la mujer barbuda, un predicador fanático, Joe Gould (el profesor Gaviota). Es un claro precursor del Nuevo periodismo, del uso periodístico de técnicas literarias más propias de la ficción (Tom Wolfe, Gay Talese, Joan Didion, etc).

• El cine, un arte compartido (James F. Scott) es un libro técnico. Sus detallados análisis de tomas y fotografía, sonido, luz, interpretación, confección de un guión y montaje, dan idea de la riqueza y complejidad del cine y de su relación con otras artes. Una pega fundamental, es de 1975, y eso es mucho tratándose de cine. Dicho de otro modo, los referentes de Scott son Ciudadano Kane, Centauros del desierto, El acorazado Potemkin, Godard y Antonioni.

José Antonio Valenzuela hace en Narración un enfoque original del texto escrito con fines literarios. A partir del uso de indefinidos y de pretéritos imperfectos, estructura el texto en cinco estratos. Analiza el papel en la representación de la descripción, del narrador y de los tiempos verbales. Es claro y sistemático y son útiles los breves textos que emplea como ejemplos.

Scott Hahn y su esposa Kimberly se convirtieron al catolicismo a finales de los ochenta. Es interesante el proceso porque él era un pastor protestante, convencido anticatólico. Su itinerario de búsqueda de la verdad está lleno de pasión y honradez. Pagó un alto precio (profesional y familiar) pero siguió su conciencia. Todo esto se cuenta en Roma, dulce hogar, que he vuelto a leer ahora, después de muchos años, y que ha vuelto a apasionarme.

Coixet. La vida es un guión

COIXET_Vida_guiónHasta donde conozco (que no es mucho), para mi está el cine español, de un lado, y, de otro, Isabel Coixet. Sólo he visto dos de sus pelis (y su contribución a Paris, je t’aime) pero lleva años firme e intocable en mi élite particular. Así que en cuanto he visto este librito no me he podido resistir.

Es un ramillete de textos y entrevistas, a duras penas un libro en realidad, donde la realizadora se nos muestra tal como es. Los temas son el cine, la vida cotidiana, la violencia contra mujeres. Una Coixet un poquito gruñona, muy de izquierdas, nada solemne, divertida (se ríe de todo y de sí misma primero), con ideas. Recuerdos de infancia, obsesiones, miedos. Con cosas muy pedestres (“La culpa de todo la tienen los curas”, “Los pobres, pase lo que pase, pringan más que nadie” o la comparación Semana santa-Ku Klux Klan) alternadas con verdades como puños (“Se puede escribir un guión sobre cualquier cosa, pero un guión no puede ser cualquier cosa”, “(…) si bien el arte contemporáneo no ha muerto, sí que está muy cansado, el pobre”).

Me gustaron mucho Mi vida sin mi y La vida secreta de las palabras, un cine muy de mujeres, de gente de a pie, intimista, intenso. Igualmente inolvidable (sobre todo estéticamente) Deseando amar, de su adorado Wong Kar-Wai, muy citado en estas páginas. Es una mujer con talento y con una idea clara sobre qué se puede conseguir con una película. Al mismo tiempo, una persona que sigue aspirando a cambiar algunas cosas. Inspiradora.

Series TV USA

Prime Time habla de las series de tv norteamericanas, especialmente de los dramas. Empieza por el principio y llega hasta 2005. Desde entonces hasta hoy han pasado muchas cosas y estamos probablemente en la época de más calidad de ficción televisiva de la historia, pero el libro sigue siendo válido. Nos enteraremos de quien es quien en ese mundillo, de qué es una Network (y una mini-Network), un canal de cable Premium y uno básico, la sindicación, un clifchanger o un spin-off.

Tanto a nivel estético como narrativo y temático, la TV es ya un auténtico arte visual, con pocas cosas que envidiar al cine, y con un formato que permite desarrollar mucho mejor largas historias. Los críticos (y las universidades) hace tiempo que miran y hablan con interés de estos productos, y el número de blogs y webs dedicadas al tema son infinitos.

A mi este libro me ha parecido excesivamente extensivo, y llega a cansar un poco tanto título, fecha y nombres. Hay valoración y se destaca lo mejor, pero casi pesa más el interés por no dejarse nada. De todos modos, lo recomiendo.