El Umbral más interesante

UMBRALYa nos había mostrado su vasto conocimiento de la literatura española en su Diccionario de literatura y en Las palabras de la tribu, y ahora amplía la mirada. En ¿Y cómo eran las ligas de Madame Bovary? Se recogen casi unas cuarenta semblanzas de protagonistas de la cultura europea, mayoritariamente escritores. En francés (Stendhal, Flaubert, Gide, Proust, Simenon; Baudelaire, Verlaine, Breton, Apollinaire, Cocteau; Voltaire, Sartre, Lefèbvre), en castellano (Cervantes, Clarín, Sawa, JRJ, Miró, D’Ors, Pla, Cunqueiro, Cela, Hierro), en inglés (Wilde, Kipling, Joyce, Woolf, Pound, Greene) o en otras lenguas (Kierkegaard, D’Amicis, Rilke, Saramago). Y algunos pintores (Van Gogh, Magritte, Dalí).

Tantas cosas. Buen olfato, gracia para decir y mirada de lector agudísimo. Y la continua sorpresa del estilo. Por ejemplo, la adjetivación a base de sustantivos (el optimismo “epocal”, un mundo glorioso y “funeral”, etc).

El tipo de cosas que dice, por ejemplo, del Ulises:

No hay que escribir grandes libros porque es como levantar catedrales góticas, que terminan en las postales. El gran libro produce rechazo por exceso de significación. Todo gran libro se convierte en pedagógico, pasa a ser rehén de los educadores y los ministros, quienes piensan que de ese tomazo hay que sacar algún provecho moral o cívico (no creen en la mera literatura ni les gusta).

Umbral. Las palabras de la tribu

UMBRAL_Palabras_tribuMe ha parecido un libro inspiradísimo y lleno de datos y opiniones útiles. No merece la pena anotar las muchísimas cosas que he marcado, lo devuelvo a la BP y me lo compro.

Son unas memorias literarias, una visión subjetiva de las letras castellanas del S. XX, de Darío a Cela.

Cela y Ruano me infundieron una fe fanática en la literatura como forma de vida, no sólo como hobby. Vivían en escritores las 24 horas del día. Lo que no es literatura es marujeo social. ¿De qué hablan quienes no son escritores? Creo que no tengo un solo amigo que no sea escritor. Es la única especie humana que me interesa.

El 98, el 27, el socialrealismo. Muy pocos hispanoamericanos. Una selección muy personal de quien sí y quien no.  Da la impresión de que Umbral lo ha leído y pensado todo y tendré que esforzarme mucho para no hacer mías directamente muchas opiniones de autores que no he leído o he leído poco.

En fin, que lo lean. Y sin esperar a conocer el asunto de primera mano, porque se necesita media vida para leer a todos los escritores de los que habla.

Para acabar con los números redondos. Vila-Matas

VILA-MATAS_Números_redondosPara acabar con los números redondos recoge 54 columnas que escribió para Diario 16, hablando de otros tantos escritores que le gustan. Es un libro que tiene casi 20 años pero está todo el V-M que hemos leído después, tan disparatado y, un pelín, menos riguroso.

Ya conocemos las cosas que le interesan, por qué y quienes son sus escritores preferidos. Los hay de todas clases y de todos los idiomas, poetas y narradores. Mucho francés.

Es un libro que no recomiendo porque genera ansiedad hacia todo lo que uno no ha leído. Aunque en este caso, como todos los raros tienen cobijo a la sombra de V-M, es un desasosiego que podemos tener a raya. En parte.

Como siempre, un maestro escogiendo citas:

Nadie que esté silbando puede ser completamente infeliz. Michaux

A nadie se ha visto dormir en la carreta que va de la prisión al patíbulo. Y sin embargo dormimos mientras dura el trayecto de la vida: desde la cuna hasta la sepultura nunca estamos del todo despiertos. Donne

Nota: Este libro, como ocurría con el Segundo dietario voluble, está incluido completo en Ensayos selectos de V-M (Una vida absolutamente maravillosa, 2011).