El ser granadino. Nicolás López Calera

Demoledor análisis del espíritu granadino. Según el autor, catedrático de Filosofía del derecho, ya fallecido, lo esencial del granadino es la negatividad: cerrado, antipático, desconfiado y rácano. El ciprés, el agua, la distancia y el Carmen como símbolos de un modo de ver la vida. Conservador, parado, poco efusivo y calculador. Hasta las cosas positivas (profundo, serio, discreto) las convierte en defectos. El autor explica que no pretende provocar sino que las cosas cambien. En el prólogo, García-Montero no se muestra más optimista e incide en Granada como problema, con un adelante que explica su “absoluta falta de protagonismo en el panorama nacional”. Yo vivo aquí y algo de todo eso hay, pero también conozco a muchas personas que no son así. Un análisis poco equilibrado y de alcance limitadamente local.

Comprar el libro en Amazon

Paulina Flores. Qué vergüenza

Debut de la joven escritora chilena. Libro destacado en los balances del 2016 hechos por los suplementos literarios. Nueve relatos con historias de desempleo, de familias frágiles, de pérdidas de inocencia y de comienzos de madurez adulta. Con mezcla de crudeza y sensibilidad y un estilo muy femenino de ver las cosas. Quieren ser historias impactantes en torno a diferentes tipos de abusos y frustraciones. La primera, que da título al libro, es sin duda la mejor. Las demás me han gustado más bien poco y alguna no he llegado a saber del todo de qué iban.

Comprar el libro en Amazon

Cuaderno de travesía de Argullol

De los 360 párrafos de los que consta esta recopilación de pensamientos sueltos, apenas he marcado una docena. Triste cosecha. El prólogo era prometedor: Escritura en la frontera, escritura sobre la marcha;  provisionalidad, espontaneidad, pequeñas cristalizaciones de una literatura nómada; escritura menos reposada que la poética, menos argumental que la narrativa, menos analítica que la filosófica, escritura transversal; experiencia más experimentación; tono plural de los contenidos, unas veces metafísicos y otras éticos. Luego, he conectado poco con su pensamiento, a veces oscuro (para mi), con frecuencia negativo.

Argullol es catedrático de Estética en Barcelona. Lei una novela suya hace años (La razón del mal) bastante original y que me gustó. Tiene una página web bastante buena.

Comprar el libro en Amazon