Confianza en uno mismo, de Emerson

Confianza en uno mismo, uno de los más célebres ensayos breves de Emerson es bastante decepcionante. Nada que objetar al inconformismo, a la fe en el individuo y en la intuición como fuente de sabiduría, pero defiende al mismo tiempo que el hombre es infinito y que no debe atender a nada que venga de fuera de él: Ne te quaesiveris extra (No busques fuera de ti mismo). No amoldarnos a nadie, que todo se amolde a nosotros. “Lo bueno y lo malo no son más que nombres perfectamente transferibles de una cosa a otra; lo único correcto es lo que dicta mi manera de ser, lo único equivocado es lo que la contradice”.

Hay que leerlo varias veces para creer que ha escrito cosas como: “A un alma grande la coherencia le trae simplemente sin cuidado”. ¿Será un texto humorístico estilo Groucho, Bierce?

“Di ahora sin tapujos lo que piensas, y mañana no vaciles en volver a decirlo, aunque contradiga cada una de las palabras que dijiste hoy”. Hoy no tengo buena opinión de él. Mañana, ya veremos. APROBADO.

Persépolis (Satrapi) y Arrugas (Roca)

• Persépolis es la célebre novela gráfica de Marjane Satrapi. La autora cuenta su vida y analiza su país. Nace en 1979, en 1984 se marcha a Austria por cuatro años y luego emigra en 1994 a Francia. El cómic es una revisión crítica y a veces irónica de la república islámica de Irán. Los temas son el patriotismo, la familia, el trato a la mujer y la religión. En su juventud rebelde toma varias malas decisiones. Coqueteos con el anarquismo. Reducción del feminismo a liberación sexual. No resulta casi nunca especialmente emocionante y los dibujos son flojos. APROBADO.

Otro cómic que he leído recientemente es Arrugas, del español Paco Roca. También (como Persépolis) con adaptación al cine. Retrato realista y deprimente del Alzheimer. Conozco en la realidad parientes y cuidadores generosos y pacientes. En esta historia no salen. APROBADO.

El nervio óptico (Gainza) y Abril (Joseph Roth)

• El nervio óptico, de María Gainza, recopila varios relatos en torno al arte, la pintura, saber mirar. Combina historias de ficción con vidas y cuadros de pintores reales. Casi más ensayo narrativo que ficción. Un cuadro, su pasado, su presente, una historia que se le parece, quien lo pintó, quien lo tiene ahora, qué expresa. Hoy en día se pueden leer estos libros y mirar el cuadro a continuación sin salir del dispositivo. Buenas citas. Tradición de escritores interesados en el arte: Vila-Matas, Vidal-Folch, Jiménez Lozano, Muñoz Molina. BIEN.

• Abril, historia de un amor, es una nouvelle de Joseph Roth. El narrador llega a un pueblo, y en una breve estancia tiene tiempo de entablar dos relaciones amorosas. Luego se va. Un relato sobre lo que se está dispuesto a hacer (y lo que no) por el amor. No es de las mejores cosas que he leído de él. APROBADO.