Un libro para ellas. Bridget Christie

De vez en cuando hay libros que se saltan turnos. Éste ha sido uno de ellos. Es el libro de una monologuista inglesa especializada en feminismo. Mezcla el relato de su propia historia con el contenido de sus guiones. Es ingeniosa, divertida, inteligente y tiene sentido común. Resulta algo repetitiva: casi todo está en la introducción y en el capítulo primero. Los otros diez es más de lo mismo aunque nunca aburre.

Resulta algo local en muchas de las referencias pero el meollo es universal. No le importa recurrir a lo escatológico ni a cuestiones abiertamente sexuales pero no es lo principal ni resulta impresentable.

Se ríe de todo, como cuando dice que “No debería dedicarme a hacer humor sobre las complejidades de la mente femenina. Ni siquiera conozco mi propia mente”. No tiene pelos en la lengua: “no hay temas intocables, sólo malos guiones”.

Diarios de Baudelaire

Estos dos textos juntos, Diaríos íntimos (que incluye Cohetes y Mi corazón al desnudo) y Consejos a los jóvenes escritores, forman juntos un fino librito que, sin embargo, vale la pena.

Habla de Dios y de la plegaria, del amor, de la vida y el fracaso, del dandismo y del trabajo. Es provocador pero dice algunas cosas verdaderas.

Las más interesantes, las de tipo literario:

La inspiración viene siempre que el hombre lo quiere, pero no se marcha cuando él lo desea.

No soy partidario de la tachadura; emborrona el espejo del pensamiento.

Sé siempre poeta, hasta en prosa.

De noche, bajo el puente de piedra. Perutz

Jakob Meisl, estudiante de medicina, cuenta estas historias, quince relatos relacionados entre sí.  Varios personajes judíos en la Praga del XVI, el emperador Rodolfo II, el rico Mordejai, su bella esposa Esther y el rabino Loew entre ellos. Parece ser el libro más célebre del escritor checo, famoso por algunas de sus novelas históricas. Mezcla lo real y lo fantástico, hay ironía y varios oblicuos acercamientos a un mismo hecho. Un libro de calidad, aunque a mi se me ha hecho pesado.