Hosseini, segunda parte

Imaginen todo lo peor que pueda sucederle a una mujer…

¿Lo han hecho?

Bueno, pues no se acercan, ni de lejos, a todo lo que les ocurre a las protagonistas de la segunda novela de Hosseini. Ni de lejos.

No ser reconocida por su padre, abusos, torturas, cárcel, ejecución, palizas, vivir sin amor, muertes de seres cercanos, sin presente, sin futuro,… Terrible. Estás empezando a compadecerte por algo y ya les ha ocurrido algo peor. Una orgía de sufrimiento.

Bienvenidos a Afganistán. Al que se cuenta en esta novela al menos. La historia va desde 1963 hasta nuestros días. Hazaras, pastunes, uzbekos y takiyos bajo los comunistas, los muyahidines y los talibanes en una auténtica competición de horrores.

La mujer oprimida por el miedo, el Corán, la sharia, el burka o el marido. La educación -naturalmente, prohibida- única salida que se apunta. Ordenes y exigencias caen sobre sus vidas a todas horas. Como misiles. Resistir es lo único que deben aprender para sobrevivir.

Continuar leyendo “Hosseini, segunda parte”

Otro tipo de jóvenes

Un instituto de jóvenes no es sólo droga, sida, embarazos de rebote y abortos de tapadillo, anorexia y vandalismo. La literatura suele cargar las tintas en lo problemático, las novelas juveniles suelen identificar adolescencia con movida permanente y encefalograma plano

José Ramón Ayllón piensa eso y cuenta en Vigo es Vivaldi la historia de Borja y sus amigos del Cunqueiro. Estudios, deportes, enamoramientos, relaciones familiares, libros, bailes, etc. Todo sin estridencias. El diario de tres meses que terminan de forma sorprendente.

Se ve que el autor conoce bien el paño y domina las jergas estudiantiles. Una novela positiva y agradable de leer, no es espectacular pero sorprende por el enfoque positivo.

Me dicen que tiene continuaciones pero parece que esta primera es la mejor.

El ojo de jade (2007)

Diane Wei Liang (Pekin, 1966)

Después de oir hablar de ella aquí y allá la saco de la biblioteca. Distingo tres ingredientes: un deseo de mostrar la sociología china, el relato de la investigación de una pieza histórica desaparecida y la evolución de los problemas sentimentales y familiares de la protagonista. 224 páginas no dan para tanto y las tres cosas quedan difuminadas; ninguna llena por si sola y el conjunto resulta flojo. Para nosotros lo oriental es pintoresco y sentimos curiosidad pero esto aquí sólo es la ambientación y no se entra a fondo en nada. Lo segundo, como historia criminal, es absolutamente ligth. Sólo el tercer ingrediente tiene algunos momentos conseguidos.

Sin que sea un desastre, no me veo con fuerzas para recomendar este libro.