La visita al maestro

A quienes hayan leído Sale el espectro, que ya comenté en una entrada, pueden interesarles los detalles de la visita de Zuckerman a Leonoff, que se cuentan en este otro libro. Muy anterior.

Es una novela sobre la vida de los escritores. O mejor, sobre la no-vida, sobre aquello a lo que renuncian para consagrarse a su imaginación. Viven pobremente en la realidad para gozar de una existencia rica en su mente.

Los escritores buenos suelen ser meticulosos y exigentes. Y también vanidosos.

Esto es Roth, y es Zuckerman, por tanto se abordan, además de la cuestión de la literatura, el sexo, los judíos y la familia.

Hay una reinterpretación cruel de la historia de Ana Frank, que en realidad seguiría viva pero que se mantiene en secreto para seguir alimentando la autolástima judía.

Luna mendax

Termino la segunda novela de Ben Pastor que se puede encontrar por ahora en castellano. Luna mentirosa.

Martin Bora es un personaje memorable, de gran fuerza dramática, muy alejado del estereotipo de fanático nazi de mirada asesina. Es un militar alemán en tiempos de la Segunda Guerra Mundial con cualidades para resolver crímenes.

Es:

Intelectualmente
Culto, toca el piano, sabe idiomas, muy inteligente, lúcido, sagaz, sereno

Moralmente
Honrado, noble, con gran sentido del deber y de la lealtad, amor a su patria, alto sentido de la amistad, valiente

Espiritualmente
Creyente, con valores cristianos, fiel a su mujer

Continuar leyendo “Luna mendax”

Chesil Beach

Intensa y deliciosa novela de McEwan. Se ha convertido en uno de los autores más interesantes, confirmado libro a libro. Posee una prosa espléndida y tiene un sentido de los detalles extraordinario, sobre todo a la hora de describir pensamientos, emociones, relaciones entre personas. Son cosas difíciles de contar pero él lo logra como pocos.

Esta vez explora la entrega entre dos jóvenes. Se aman y se casan, quieren ser felices juntos. La noche de la boda es el momento de sellar físicamente el don completo de uno al otro. El está deseoso y feliz, y quiere adaptarse a los ritmos de su nueva esposa, ella quiere complacerle y vencer su reticencia física. Nervios, miedo a fallar, impaciencias, excitación, ignorancia, titubeos. McEwan se mueve con soltura entre el oleaje de tensas sensaciones que se desencadenan. Es un momento importante para los dos y son conscientes de lo que se juegan.

Hay detalles físicos pero sin morbo ni vulgaridad, toda una proeza tratándose del asunto del que se trata.

Aquí tienen la reseña que apareció en El Cultural y aquí el enlace a la de ABCD.