Bosch de nuevo

Ultima aventura publicada del detective Harry Bosch

Valentía: “O entran todos o no entra nadie”, no le importa meterse en un avispero a la hora de buscar sospechosos, salpique a quien salpique.
Intuición: investigación avanza a base de olfato y raza, de ver lo que otros no ven.
Misión: vengar a los muertos.
Dedicación: mientras se resuelve, en su vida sólo existe el caso.
Dureza: directo en los interrogatorios, sin piedad con los que le buscan las cosquillas.
Compañerismo: una delicia volver a verlo con Kiz Rider y –de refilón- con Edgar.
Perfeccionismo: altamente competente.

Fin de Vida y destino

Acabé la novela.

Novela de guerra, política, de amor, científica.

1941-42. Grossman vio en directo muchas de las cosas que cuenta.

Escenario principal, Stalingrado (Orillas del Volga, Fábrica, Casa 6/I)
Escenarios secundarios en Rusia: Kazan, Kúrbishev, Moscú (prisión Lubianka), Ucrania, Estepa calmuca, Campo de trabajo.
Escenarios secundarios alemanes: Polonia (Auschwitz)

Actuantes: militares (infantería, tanques, aviación, comisarios), científicos, esposas y familiares, judíos.

Contenidos: 80% totalitarismo bolchevique (Estado contra individuo), 20% totalitarismo antisemita nazi.

Continue reading

El mar, de Banville

El Mar. Booker del año pasado (o de hace dos). De Banville leí hace unos años El libro de las pruebas. ¿De qué iba? Ni idea. Con eso lo digo todo. Este año tuve que reseñar El secreto de Christine, una especie de policiaca que firmó con seudónimo. Discreta. Todo el mundo ponía tan bien El mar que lo pedí al Círculo. Pero ha descansado meses en la estantería y un libro tras otro se le iba colando. Por fin lo he leído y no está mal.

Un historiador del arte pasa una temporada en una casa donde veraneó de pequeño y se relacionó con una familia de dos hijos. Intenta reponerse de la muerte de su mujer. El texto alterna recuerdos de la vida con ésta y de sus últimos meses, con los de la familia. El texto es divagatorio e intimista y ahí está su interés. La historia con la familia es convencional (despertar al amor, primeros escarceos sexuales, crueldad infantil) y es más interesante la relación con su mujer (qué se dan uno al otro en la vida de pareja, que se ocultan, el vacío de la separación, la relación con la hija, etc). Tiene buenos momentos que me han recordado las mejores novelas de McEwan. Toda la novela, en los recuerdos de niñez, tiene un fuerte ambiente sensual, como si el descubrimiento de la carnalidad fuera el acontecimiento esencial de la adolescencia.

No he terminado de entender qué tiene que ver el mar (¿imagen de “oleadas” de sentimientos y recuerdos?) en toda la historia.