Máximas y pensamientos de Napoleón (selección de Balzac)

Balzac lee todo lo que salió de la pluma de Napoleón y el resultado son estas Máximas y pensamientos.

Filosofía política práctica que mira sólo a mandar, ganar y retener el poder. Imponerse, superioridad. Conocer a los hombres como son (sólo les mueve el interés), desprecio del pueblo. A él no le fue mal. Unos años. En ningún momento se habla de caridad ni de servicio.

Dice el propio Balzac: “Muchas de estas máximas parecerán maquiavélicas, crueles y falsas, y serán condenadas por mucha gente. (…) Hemos creído posible identificar las máximas e ideas concebidas por Napoleón antes del 18 del mes de Brumario, es decir, el periodo en que fue republicano o ciudadano, súbdito o sometido a un poder reconocido por él. Tras esta primera sección, hemos reunido todos los pensamientos relativos al arte militar, que fue el secreto de su encumbramiento y el motor de su imperio. La tercera parte contiene todas las ideas del soberano y las que debieron de sugerirle el ejercicio del poder o su organización. Finalmente, la cuarta parte consta de todo aquello que le dictaron la experiencia y la desgracia, es el grito del moderno Prometeo”.

Aquí recomendé algunos libros sobre el Emperador.

Lazarillo de Tormes

Mi crisis de lectura de ficciones me lleva de vez en cuando a los valores seguros. Acabo de empezar una relectura de La Celestina y he terminado la del Lazarillo. Es un libro sensacional en todo, el estilo, el ritmo, la invención. Es también triste y duro en su anticlericalismo, su brutal realismo, su inolvidable descripción de la lucha contra el hambre. Los tres primeros capítulos son extraordinarios. Luego, ya no se añade mucho más o son piezas incompletas. El capítulo final es amargo. Un libro breve que todos leímos/estudiamos de niños pero que saborearemos mucho más como adultos, por gusto.

Diarios de Carrión (1961-2001)

Terminado el primer tomo de los Diarios de Ignacio Carrión (La hierba crece despacio, 1961-2001), desde sus 23 hasta sus 63 años. Luego vendrían los dos tomos de Molestia aparte y los Diarios finales.

Casi mil páginas de anotaciones personales, sobre su interior, sobre los suyos, sobre libros y sobre periodismo. Es un tipo sensible, inteligente, con sentido común, honesto, preparado y leído. También depresivo, con una traumática infancia que le marcó. Sin fe. Tremenda la descripción de la relación con su madre y amarga la ruptura de su matrimonio. No llegué a leer nunca su trabajo como periodista-corresponsal pero sus entrevistas eran famosas. Fue valorado en su profesión y estuvo en todo y con todos, casi siempre fuera de España.

Hay mil cosas interesantes en este libro que, según leo, levantó bastantes ampollas. Les dejo anotadas algunas de ellas, sobre todo las que tienen que ver con libros.