Borges, Biblioteca personal

Releo este estupendo libro de Borges, al margen de su producción canónica.

En 1984 la editorial Hyspamerica (libros de kiosko) propuso a Borges seleccionar y prologar una colección cerrada de cien obras de lectura imprescindible. Desde mayo de 1985, empiezan a publicarse a razón de uno por semana. En 1986 muere Borges quien sólo llegó a escribir 66 de los prólogos. Son los que recoge este libro.

Borges es un excelente lector y se nota en sus comentarios. Breves, incisivos, originales y sorprendentes. En su estilo terso y perfecto. Sobre los autores elegidos: no se incluyen los obvios (Dante, Shakespeare, Cervantes), hay pocos españoles e hispanoamericanos, de algunos un buen lector puede no haber oído hablar nunca y, de los conocidos, casi nunca se elige su obra más famosa.

Algunas ideas en las que se insiste de diferentes formas:
– Toda ficción es una impostura; lo que importa es sentir que ha sido soñada sinceramente.
– La imprescindible virtud de la literatura es el encanto.
– A un escritor le está permitido urdir fábulas, pero le está vedado saber cuál es la moraleja.
– Juzgamos a los libros por la emoción que suscitan, por su belleza, no por razones de orden doctrinal o político.

Comprar el libro en Amazon

Diarios de Ignacio Carrión (2011-2015)

Ignacio Carrión (San Sebastián, 1938-2016) fue periodista y escritor. Trabajó muchos años fuera de España y los últimos de su vida activa lo hizo para El País. Escribió novelas (una ganó un Nadal), relatos y libros de viajes.

En 2007 publicó su Diario íntimo, La hierba crece despacio (1961-2001), a los que siguieron Molestia aparte I (2014; periodo 2001-2005), Molestia aparte II (2014; 2006-2010) y Diarios (2016; 2011-2015).

En estos cuatro polémicos tomos escribe con brutal honestidad, “imaginando que todos a su alrededor han muerto y él también”. Comenta hechos pasados y presentes, lecturas y noticias (de España y de fuera. Incluye fotos, recortes de prensa, transcribe mails completos y relata sueños. Aparece como una persona amargada por su pasado familiar, por el poco éxito de sus libros, por la situación política de España, por cómo está el periodismo y por muchas cosas más. Se muestra muy agrio particularmente contra la Iglesia Católica y los papas.

Una película mala de la que no puedes librarte. Todo es infame: guión, actores, decorado, sonido…también el público…¿no es esto mismo la vida?

No escatima elogios a los libros que disfruta ni insultos explícitos a los autores que detesta. A su lado los Diarios de García Martín, famosos por su mordacidad, son una redacción escolar. Aparte de eso, en general dice cosas muy interesantes sobre todas sus lecturas. Me parece un libro destacado para los aficionados al género y espero encontrar algún día los primeros tres volúmenes.

Comprar el libro en Amazon

Vardis Fisher. El trampero

Me ha encantado esta novela. El asunto son las condiciones de vida de los mountain man, cazadores solitarios que cazan y venden pieles y llevan una vida en libertad llena de peligros. La novela se centra en uno de ellos pero se cuentan paralelamente anécdotas de muchos más. El libro es duro y abundan las escenas de violencia. Aprendemos muchas cosas de los indios salvajes.

Sam Minard es un hombre de contrastes, “Admiraba el valor por encima de todas las demás virtudes; inmediatamente después venía el temple y el tercero de los pocos valores por los que vivía era la compasión por los débiles o indefensos. Sus pasiones eran el amor a la vida, un combate mortal con un enemigo digno, la buena música y la buena comida”.

Jeremiah Johnson es una película de Sydney Pollack basada en el libro. No es destacable salvo por la fotografía. Un Robert Redford taciturno, silencioso y despeinado, mirando fijamente cosas con pinta de drogado, que no llega a la suela de los zapatos de Sam Minard.

Comprar el libro en Amazon