Szymborska. Correo literario: consejos a principiantes

Desde 1960 a 1981 la Premio Nobel polaca llevó una sección en la revista Vida literaria llamada Correo literario. En ella contestaba las cartas que acompañaban a los poemas y relatos que se recibían en la redacción con la aspiración de ser publicados.

Las 236 respuestas incluidas en esta selección son de rechazo. Demuestran un gran respeto hacia la literatura y un hondo conocimiento del quehacer del escritor. También reflejan paciencia y sentido del humor. Szymborska es brillante al analizar y divertida al aconsejar. Muestra una gran cultura que, en su caso, va pareja a un admirable sentido común. Sabe ser coloquial a la par que rigurosa, y siempre salva al aspirante al tiempo que destroza sin piedad un material de poco interés, sin gracia, poco trabajado, carente de talento, plagiado, mal presentado o con faltas de ortografía.

Continuar leyendo “Szymborska. Correo literario: consejos a principiantes”

Diarios de Jiménez Lozano y Vidal-Folch

Por gracia del préstamo interbibliotecario consigo dos tomos de diarios que quería leer desde hace tiempo. Segundo abecedario, de Jiménez Lozano, el segundo de su serie, es estupendo. Son realmente notas, más que un diario cronológico al uso, y es un libro, sobre todo, de pensamiento e ideas. Lecturas de historia y biografías, glosas políticas, comentarios a películas (muy alejadas del cine comercial), arte y pintura. La naturaleza, animales. El silencio. Sus propios libros y la percepción que tiene de su independencia y –por lo tanto- de su marginalidad. La queja acerca del materialismo y la mediocridad cultural y espiritual que ve a su alrededor. La religión (Port Royal, Pascal). La muerte. Escritores franceses. La Biblia. Un libro muy valioso, como los otros que leí, el cuarto y el sexto.

El otro, Lo que cuenta es la ilusión, el único diario publicado por  Vidal-Folch, tiene menos peso. Viajes, lecturas, cuadros, músicas, vecinos, noticias. Actos, artículos, presentaciones. Barcelona. Aire de pesimismo y suficiencia que me resultan poco simpáticos. Numeración incomprensible de las entradas (19.036, 19.059, 19.079,… ¿¿??). Citas ajenas interesantes.

El Borges de Bioy Casares

Borges y Bioy se conocen en 1931 (32 y 17 años respectivamente). Desde inicios de los cincuenta y hasta la muerte de Borges mantienen una ininterrumpida conversación literaria. Cuarenta años de comidas (en muchas temporadas, diarias), lecturas, viajes, libros de creación escritos a cuatro manos, antologías preparadas por los dos, etc, etc.

Desde 1947 Bioy lleva un minucioso Diario donde, naturalmente, aparece mucho su maestro-amigo-interlocutor. Este libro de Destino de 2006 contiene entresacadas esas referencias. Son 1700 págs con mucha información sobre ambos y sobre muchos otros escritores. Más tarde BlackList publicó una edición reducida de 700 págs.

Aquí tenemos retratado como en ningún otros sitio cómo era Borges en confianza, lo que realmente pensaba sobre muchas cuestiones. Es otra persona, hasta algo procaz, que no aparece en entrevistas (y, menos, en libros suyos). Claramente menos amable al hablar de los demás. No pudo vivir sin las mujeres pero ninguna le hizo feliz. Presente su actitud negativa hacia la religión.

Comen, oyen discos, escriben, revisan textos, leen como jurado para premios; se ensarzan en conversaciones sobre si una palabra está mal elegida o no; traducen, prólogan, antologan, redactan contratapas. La verdadera vida de los dos son los libros. Se habla bastante de política argentina y de escritores argentinos. Dimes y diretes de unos y de otros, rencillas, ataques en revistas, artículos, manifiestos. Borges se muestra con frecuencia desdeñoso, crítico con todos.

Un libro imprescindible para interesados en el escritor argentino.