Diálogos de Séneca

SENECA_diálogosSéneca, además de sus Cartas, escribió diez escritos más largos en los que desarrolla la actitud estoica ante aspectos esenciales de la existencia: tres Consolaciones (ante desgracias y, en particular, la muerte) y siete Diálogos (providencia, firmeza del sabio, ira, vida feliz, ocio, tranquilidad de espíritu y brevedad de la vida). Todo ello (como autor teatral es menos importante) puede leerse en múltiples ediciones en castellano entre las que destaco las de Gredos: en cuatro volúmenes (Biblioteca clásica) o en uno sólo (Biblioteca Grandes Pensadores: las cartas no vienen completas).

A mi me parece una lectura muy útil y recomendable, sobre todo en esta edición bien introducida, anotada y traducida. Con todas sus limitaciones, el pensamiento estoico proporciona orientaciones sensatas y prácticas para la conducta: qué hacer ante las contrariedades, qué actitud adoptar ante las cosas materiales, si conviene o no llevar una vida activa (entendiendo que ocio, para él, es no intervenir en política). Eutimia, serenidad, interiorización, no parecen cosas muy de moda en un occidente tan frenético y materializado como perdido en la consecución de una vida feliz.

Leer para oir

Nueva historia de la música, Comellas.

Me ha parecido un libro inmenso, o quizás el adjetivo es más aplicable al tema del que se habla y a su relato sólo por contagio. Da igual. La música es para oirla, y leer sobre ella sólo tiene sentido como acto que facilita y empuja a oirla mejor. Comellas es el último humanista vivo, un sabio que sabe de historia, de astronomía o de orquestas con rigor y entusiasmo idénticos. Le conozco en persona y le admiro.

Este libro por supuesto deben leerlo. Tiene publicada otra versión más breve, no sé si anterior o posterior, que seguro que estará igual de bien.

En la parte más técnica no le he podido seguir mucho, pero he podido hacerme una buena idea de lo central de cada periodo. El libro es bastante equilibrado en general, aunque se nota cuando un compositor le gusta especialmente.

Las 20 novelas de Delibes


Esto complementa lo que les dejé en Delibes, una introducción. Es también de esa época y la redacción igualmente casera.

Cuando murió, les dije mis preferidas.

La sombra del ciprés es alargada
Obsesión por lo efímero del paso del tiempo. La muerte. Reflejo de su recelo personal por la posible muerte de su padre.  Pedro: melancólico y triste como era él.  Adaptación TV. Parte mala (Nadal exigía nº de páginas).  Lo mejor: ambiente frío de Avila acorde con la muerte.  Barroca y preciosista.

Aún es de día
Como la anterior, escrita en estado de virginidad literaria: engolado, grandilocuente, retórico.  Le parece tan mala como la primera.

El camino
La escribe en 20 días.  Ya presentes su estilo y magistral dominio del lenguaje.  Cine y TV.  Aquí arranca la novelística Delibiana.  Es donde Miguel encuentra su “camino”.  Aquí fiel a sí mismo, a cuerpo limpio. Intento de recuperación de su infancia (lo único que reduce a los hombres a un común denominador).  Giro: escribe ya él realmente.  Daniel El Mochuelo.  Amistad truncada por la muerte, como en El ciprés.

Continue reading