Haikus e Hijos de la ira

Tres excursiones poéticas de agosto

Un viejo estanque (La Veleta, 2013). Leo un poco mas rápido de la cuenta esta antología de haikus españoles editada en mi ciudad. Unos 150 autores,  3-4 piezas por cabeza. Poesía de la sensación, la llaman. Eminentemente descriptiva. Sonoridad rítmica. Armonía. Sorpresa en el tercer verso. El título rinde homenaje a la figura de Bashoo.  Muchos sacados de El rincón del haiku. Irregular.

Había leído justo antes una colección de haikus de Benedetti, que me gustaron más. Más aforístico e ingenioso. Materialista y amable.

Hijos de la ira, de Dámaso Alonso, ha podido conmigo. Sentido de la vida, angustia, insomnio, injusticia, difuntos, la madre, Dios. Oscuro y pesado. Poemas largos y sin rima. “La vida es monstruosa porque es inexplicable” dice el autor que confiesa “total desilusión de ser hombre” cuando escribe este libro.

Cáscara de nuez. McEwan


La historia es conocida: ella engaña a su marido del que espera un hijo. Tampoco es nuevo que el amante sea el hermano del marido. Como cosa nueva, y al mismo tiempo arriesgada, que la historia la cuenta el feto desde el vientre materno. Requiere imaginación elegir este punto de vista y el lector ha de hacer también un esfuerzo. Ella y el amante planean la muerte del marido. Lo interesante del libro son los comentarios, lo que se dice sobre la familia, sobre la maternidad, las expectativas del feto ante su inminente salida del mundo. McEwan es un autor fino e inteligente que sabe decir de modo muy elegante y agudo cosas corrientes. Hay frecuentes detalles sexuales. Es magistral la descripción del parto.

Cuaderno amarillo. Diarios de Pániker

Primer tomo de los Diarios que publicó Salvador Pániker. Libro de ensayo con intercalados anecdóticos que recoge su filosofía de la vida.

Filósofo orientalista, sociólogo, ingeniero y escritor. El tema central es su actitud ante Dios y la religión, “Mis gentes son los escépticos con sentido del misterio”.

Literatura, eutanasia, sus amores (auténtico homme à femmes), las conferencias que da y los artículos que escribe, el arte, la música, los amigos, el arte de conversar. Sale mucha gente y de todos dice cosas interesantes: Savater, Sánchez Dragó, Umbral, su hermano Raimundo, Trapiello, y un largo etc.

Todo lo dice muy bien y hay mucho interesante. No seguiré con los siguientes pues no puedo coincidir menos con sus puntos de vista, pero me ha gustado conocerlo y es un libro de calidad.