Barnes echa de menos a Dios


Este libro de Barnes es sobre Dios y la muerte y, de pasada, cuenta bastantes cosas sobre su familia. No son propiamente, como se ha dicho, sus memorias.

Básicamente analiza las cuatro posibilidades posibles combinando esos dos elementos: Dios sí, muerte no; Dios no, muerte no; etc.

Continuar leyendo “Barnes echa de menos a Dios”

Barnes. Pulso

Cuando acaba de ganar el Booker en Inglaterra con su última novela, se publica en España esta última colección de relatos, aparecidos también este mismo año en su país. Barnes pertenece a una talentosa generación de escritores británicos formada por Ishiguro, Amis, McEwan y otros.

Barnes (1946) puede que sea el más ingenioso e imaginativo de todos ellos, pero hasta ahora -exceptuando la excepcional El loro de Flaubert, que no es exactamente ficción- no ha escrito aún un gran libro redondo. Siempre es original y brillante, con un humor mordaz que invita a trivializar su cáustica visión del hombre y, en particular, de sus relaciones sentimentales. Su habitual tono descreído y juguetón, unido a su estilo depurado y elegante, es confundido por muchos con la inteligencia. Una escritora protagonista de uno de los relatos dice que “toda la vida es un fracaso, y el escritor puede convertir eso en arte”, y este parece ser el lema inspirador de Barnes.

Continuar leyendo “Barnes. Pulso”

Culturales

Cada vez leo menos los culturales de los periódicos. Me he propuesto volver al menos a echarles un vistazo para ver las novedades. Aquí me apunté algunas reseñas para tenerlas a mano (si es que llego a leer esos libros).

Roth, La humillación.
Pérez-Reverte, El asedio.
Barnes, Nada que temer.
Vargas, un lugar incierto.