Bestiario de Borges y Memorias de un librero (Yánover)

Yánover fue un célebre librero argentino que murió en 2003. En sus memorias habla de la lectura, de su trayectoria y de su oficio. Buen humor y anécdotas divertidas. También recomendaciones. Libro ágil y ameno. ¿Leen los libreros? Él piensa que no y confiesa que es lector de prólogos. Incluye citas, reflexiones y aforismos (o sea, que algo sí lee), consejos a libreros. Yánover quiere gustar y hacer de paso algo de literatura. No me ha parecido un libro imprescindible pero se lee con gusto y agilidad. Ya les puse algo del texto. BIEN

Me ha cansado un poco el manual de zoología fantástica de Borges, bestiario que escribió a cuatro manos con Margarita Guerrero. Textos de todas las literaturas y épocas. Magia y mitos, criaturas asombrosas pero, en conjunto, reconoce él mismo, una zoología más pobre que la de Dios. Cancerbero, Catoblepas, Centauro, Odradek, Simurg, Sirenas, y así. APROBADO-BIEN (por ser él y por el esfuerzo recopilatorio).

Otras inquisiciones, El hacedor y Autobiografía de J. L. Borges

• Sigo avanzando con mi proyecto Borges para 2018. Después de sus comentarios literarios (por ejemplo, los de sus libros de Prólogos) colocaría por importancia sus breves ensayos. En Otras inquisiciones se habla por ejemplo de los precursores de Kafka y del culto de los libros.  También están el antisemitismo, el nazismo, las alegorías en las novelas, el clasicismo en la literatura, el suicidio y la redención, el infinito, la lectura cabalista de la Escritura, los nombres de Dios, el infierno, el panteísmo. Va rastreando temas sorprendentes en la literatura, que parece conocer de forma universal. Relaciona, opone, concluye, inventa. Es difícil no tomarlo en serio mientras lo estás leyendo.Una originalísima percepción de la realidad.

• Luego situaría sus relatos. Por ejemplo, los incluidos en El hacedor (que también incluye poemas) que él contaba entre sus mejores libros. Ahí encontraremos el célebre Poema de los dones y su Arte poética.

El libro concluye con el célebre párrafo:

Un hombre se propone la tarea de dibujar el mundo. A lo largo de los años puebla un espacio con imágenes de provincias, de reinos, de montañas, de bahías, de naves, de islas, de peces, de habitaciones, de instrumentos, de astros, de caballos y de personas. Poco antes de morir, descubre que ese paciente laberinto de líneas traza la imagen de su cara.

• También interesante la Autobiografía de J. L. Borges, lo más largo que escribió. Retrato intelectual y moral con inteligencia, humor sutil y perfección en el uso del lenguaje. Su padre y su biblioteca, Cansinos, Macedonio, Bioy, Schopenhauer, Lugones, La Divina Comedia, la amistad, sus trabajos, sus viajes y conferencias, etc.

• El primero de los libros a cuatro manos que escribió con Bioy es Seis problemas para D. Isidro Parodi. Es indescriptible. Se sueltan la melena, juegan. Me he acordado de la imaginación del posterior Bolaño. Son relatos llenos de guiños a sus autores favoritos. Nadie habla así.  Es más interesante dejarse llevar por la verborrea loca de los autores que intentar seguir los casos.

El otro, el mismo, es el libro de poemas que sigue a El hacedor. Bellísimos sonetos, homenajes a numerosos autores. Era su libro de poesía preferido.

GuardarGuardar

El Borges de Bioy Casares

Borges y Bioy se conocen en 1931 (32 y 17 años respectivamente). Desde inicios de los cincuenta y hasta la muerte de Borges mantienen una ininterrumpida conversación literaria. Cuarenta años de comidas (en muchas temporadas, diarias), lecturas, viajes, libros de creación escritos a cuatro manos, antologías preparadas por los dos, etc, etc.

Desde 1947 Bioy lleva un minucioso Diario donde, naturalmente, aparece mucho su maestro-amigo-interlocutor. Este libro de Destino de 2006 contiene entresacadas esas referencias. Son 1700 págs con mucha información sobre ambos y sobre muchos otros escritores. Más tarde BlackList publicó una edición reducida de 700 págs.

Aquí tenemos retratado como en ningún otros sitio cómo era Borges en confianza, lo que realmente pensaba sobre muchas cuestiones. Es otra persona, hasta algo procaz, que no aparece en entrevistas (y, menos, en libros suyos). Claramente menos amable al hablar de los demás. No pudo vivir sin las mujeres pero ninguna le hizo feliz. Presente su actitud negativa hacia la religión.

Comen, oyen discos, escriben, revisan textos, leen como jurado para premios; se ensarzan en conversaciones sobre si una palabra está mal elegida o no; traducen, prólogan, antologan, redactan contratapas. La verdadera vida de los dos son los libros. Se habla bastante de política argentina y de escritores argentinos. Dimes y diretes de unos y de otros, rencillas, ataques en revistas, artículos, manifiestos. Borges se muestra con frecuencia desdeñoso, crítico con todos.

Un libro imprescindible para interesados en el escritor argentino.