Escritura natural

Angel Zapata, hablando de la naturalidad en la escritura en La práctica del relato, se fija en el ejemplo de Carver, que consigue escribir con aire de “conversación escrita”, pero manteniendo lo esencial de la comunicación verbal:

1. Claridad: vocabulario usual (comprensible a la primera),
2. Contención: nada de adornos retóricos,
3. Síntesis: frases cortas (atención abarcable rápidamente),
4. Connotación: subrayado emocional de algún dato significativo,  mostrar desde qué estado emotivo cuenta su historia el personaje  (obtiene la empatía del receptor).

A la vez, vale excepcionalmente lo contrario. Valle-Inclán. Estilo elaboradísimo, atractivo precisamente en su sugestión verbal, Tirano funciona no a pesar de la complejidad del estilo sino justamente por ella. Era un superdotado verbal. Es absurdo intentar imitarle.  Posee una personalidad artística tan fuerte que puede permitirse no escribir con “claridad” convencional.

Recomendaciones con la Q

Q

¿Quieres hacer el favor de callarte, por favor? (1967), CARVER.
Podría haber citado este u otro libro de Carver, da igual, pero estamos con la “Q”. Si lo leen, buscarán sus demás libros. Escribió pocos y breves, así que resulta bastante abarcable.