Crematorio. Chirbes


Esta novela es desoladora.

Considero a Chirbes un escritor de los buenos. No es tan famoso como Muñoz Molina o Marsé, pero tiene un estilo con cosas parecidas, en la voz y en el tono sombrío. Sólo había leído una novela suya y un libro de relatos, y ahora me he animado con su aclamado éxito del 2007, sobre la que se ha estrenado este año una miniserie para TV que ha gustado.

La muerte de Matías desencadena los recuerdos de todo el clan familiar, que pivota sobre Rubén, millonario constructor de la costa valenciana. El tiempo real de la historia transcurre en un día, pero la novela se remonta hasta la infancia de Rubén y Matías. Cada personaje da pie a Chirbes para hablar de muchas cosas: el culto al cuerpo, el medio ambiente, la profesión universitaria, el mundo del arte, las mafias rusas, las relaciones familiares, el arte, la clase, la cultura, la vejez. Casi todos son seres egoístas, primarios, que cifran su felicidad en el placer, en el poder o en las posesiones materiales, o en las tres, y para conseguirlos no escatiman en medios. Al final todo se reduce al tedio que necesariamente aparece cuando los deseos llevan las riendas.

Continue reading