Confianza en uno mismo, de Emerson

Confianza en uno mismo, uno de los más célebres ensayos breves de Emerson es bastante decepcionante. Nada que objetar al inconformismo, a la fe en el individuo y en la intuición como fuente de sabiduría, pero defiende al mismo tiempo que el hombre es infinito y que no debe atender a nada que venga de fuera de él: Ne te quaesiveris extra (No busques fuera de ti mismo). No amoldarnos a nadie, que todo se amolde a nosotros. “Lo bueno y lo malo no son más que nombres perfectamente transferibles de una cosa a otra; lo único correcto es lo que dicta mi manera de ser, lo único equivocado es lo que la contradice”.

Hay que leerlo varias veces para creer que ha escrito cosas como: “A un alma grande la coherencia le trae simplemente sin cuidado”. ¿Será un texto humorístico estilo Groucho, Bierce?

“Di ahora sin tapujos lo que piensas, y mañana no vaciles en volver a decirlo, aunque contradiga cada una de las palabras que dijiste hoy”. Hoy no tengo buena opinión de él. Mañana, ya veremos. APROBADO.