La voz. Indridason

INDRIDASON_VozTercera novela del islandés traducida al castellano, un poco menos intensa y más convencional que las dos anteriores.

La cuestión de fondo son los traumas arrastrados desde la infancia y las relaciones hijos padres: en el caso criminal central (niño prodigio y padre exigente, infancia robada), en el caso paralelo que complementa (niño supuestamente maltratado por su padre) y en la profundización en los recuerdos familiares de Erlendur, que ya empezamos a conocer en la anterior novela (la culpa por la muerte de su hermano y su actitud hacia los propios hijos).

Erlendur en un personaje de mucho interés. Adicto al trabajo, con una vida familiar destrozada, directo y simpático. Se entrega a su tarea con la minuciosidad de quien no tiene límite de tiempo, pues todo está disponible para el trabajo.

En libro no contiene descripciones ni abunda en pasajes escabrosos, pero están muy presentes la pederastia, la prostitución y la homosexualidad.

Indridason. La mujer de verde

INDRIDASON_Mujer_de_verdeBastante buena esta novela de Indridason. Aparecen en una colina unos huesos humanos que pueden llevar ahí cuarenta años. A Erlendur el tiempo no le importa y hay que saber qué pasó cueste lo que cueste. Paralelamente vamos sabiendo cosas de una familia que vivió cerca hace aproximadamente ese tiempo y del dueño que les alquiló la casa. El presente recorre la investigación y los problemas familiares de Erlendur, de los que llegamos a conocer sus orígenes. Todos estos frentes están bien dosificados y entrelazados con suma habilidad.

La historia es de una violencia silenciosa pero brutal, y no solo física o, mejor, sobre todo no física. Un libro sobre el miedo. Tiene el efecto de sobrecogernos porque es tremendamente plástico y realista. Sus personajes están llenos de vida, aunque se trate de una vida que prefieres ver lejos de ti. En esta cuarta novela del ciclo (segunda de las traducidas en España) sabemos por fin además qué pasó con el matrimonio de Erlendur (y qué hay tras la relación que tiene con sus hijos) y qué ocurrió con su hermano cuando eran niños.

Erlendur es un personaje estrafalario, un policía de espesas cejas que siempre parece tener la mente en otro sitio, vestido de modo desastrado, un sabelotodo que anda buscándose extrañamente a sí mismo y que llena su existencia volcándose en el trabajo.

Probablemente uno de los dos o tres mejores autores actuales de novela negra. Y quiero decir absolutamente, no sólo entre los nórdicos.

¿Es interesante la felicidad?

Más madera al tema que hemos comentado tantas veces de bien/belleza/literatura:

Indridason sobre su policía Erlendur:

“No hay casi nada de interesante en la felicidad. Si Erlendur fuera un hombre felizmente casado, con cuatro hijos estupendos, una mujer estupenda, una bonita casa y dos coches en el garaje, yo no sabría qué escribir sobre él. No sabría nada de él en absoluto. En fin, la cuestión está en escribir sobre cosas interesantes, sobre aquello que nos hace sufrir, o compadecernos de los demás, o llorar, o escuchar canciones tristes, sobre lo que nos lleva a querer ayudar a los demás”.