Novelas españolas

Me pide un amigo una lista de novelas españolas. Me ciño a autores vivos, que interpreto que es lo que le interesa.

• Rafael Sánchez Ferlosio, El Jarama
• Eduardo Mendoza, La verdad sobre el caso Savolta y La ciudad de los prodigios
• Juan Marsé, Ultimas tardes con Teresa
• José Luis Sampedro, La sonrisa etrusca
• Blanca García-Valdecasas, Por donde sale el sol
• Arturo Pérez-Reverte, El Club Dumas o El maestro de esgrima
• Alvaro Pombo, El metro de platino iridiado o Aparición del eterno femenino…
• Javier Marías, Corazón tan blanco
• Antonio Muñoz Molina, Plenilunio
• Manuel Rivas, El lápiz del carpintero

El de Ferlosio creo que sigue siendo un libro muy válido. Los que dicen que es pesado es seguramente porque lo han estudiado en el bachillerato pero no lo han leído.
De Mendoza no les recomiendo ninguno de los libros posteriores a esos.
Marsé, con todos los pero extraliterarios que quieran, puede ser el mejor narrador vivo que tenemos. De Pombo, creo que es el que tiene más talento y genio.
Marías, o te gusta o no te gusta, per desde luego es imprescindible en una lista así.
Entre los “jóvenes” me he quedado con Rivas, aunque también cabría algo de Bonilla, o Soler, o Prada,…

Fuera de lugar, y II.


Algunos detalles más sobre el libro de Víctor Moreno.En los dos primeros capítulos, los que más me han gustado, su habla de la vocación de escritor y de qué papel juegan la felicidad, la inteligencia, la paciencia o la presión social. La vida literaria, corregir, el gusto por la palabra, las influencias.Luego vienen dos capítulos demoledores sobre escritores y críticos, con nombre, apellidos y multitud de citas. Se llevan la palma Javier Marías, Muñoz Molina y Juan Manuel de Prada, pero la nómina de defenestrados es interminable. Muy certero su análisis de la vaciedad adjetival de tantas reseñas cuando señalan que un libro es único, importante, personal, auténtico, profundo, sabio, literario, íntimo, conmovedor, enorme o independiente. Y también es útil y esclarecedor el capítulo de conceptos muy manidos pero no siempre bien utilizados: verosimilitud, intertextualidad o renovación literaria.Si me da tiempo, otro día les copiaré algunas citas.