Cuadros de autores de novela criminal

OLYMPUS DIGITAL CAMERATengo un poco abandonada la novela negra. Para reactivarme actualizo y les dejo en esta carpeta de Google Drive los cuadros actualizados que ya fui compartiendo con ustedes en otros momentos. Pueden ser útiles para orientarse con la obra de algunos autores vivos de novela criminal que me gustan y sigo: Ellroy, Vargas, Pelecanos, Nesbo, PastorConnolly, Connelly y Baldacci. Quizás mi subconsciente me los ha dictado en un cierto orden de calidad. Ellos cubren casi toda mi cuota de lectura de entretenimiento en el eReader. (Tengo marcados en rojo, para mi gobierno, los títulos que no he leído).

Otoño. Novedades en nuestras librerías

carver-countryMe tientan:

Novela realista
Vargas Llosa, Mario. El héroe discreto. Alfagüara.
Ford, Richard. Canadá. Anagrama.

Novela policiaca
Nesbo, Jo. El muñeco de nieve. RBA.
Pelecanos, George. Lo que fue. El Aleph.
Saccomanno, Guillermo. Cámara Gesell. Seix Barral.

No ficción
Marsé, Juan. Señoras y señores. Alfabia. Retratos periodísticos.
Foster-Wallace, David. En cuerpo y en lo otro. Mondadori. Ensayo sobre Roger Federer.
Freixas, Laura. Una vida subterránea (Diario 1991-1994). Errata Naturae.
Carver, Raymond. Carver Country. Anagrama. Fragmentos de poemas y cuentos. Fotografías.

Nesbo. El redentor

Ni siquiera voy a intentar resumir el argumento de esta novela. Puedo decir que hay una historia de venganza, unos hermanos que se disputan el amor de una mujer, un contexto religioso-militar (el Ejército de Salvación) y una especie de asesino profesional croata. Todo esto en la primera de las múltiples capas de la novela. En el epicentro, Harry Hole, de quien seguimos sabiendo más cosas en esta cuarta novela (en España), en realidad la sexta de la serie (en Noruega).

Como en las anteriores, la realidad a la que se enfrenta Hole es altamente compleja, y las cosas van dando vueltas y vueltas. Va apareciendo un violador, una subtrama económica, corrupción policial y un grupo letal originado en la guerra de los Balcanes. Pero Nesbo se maneja bien con todo, aunque reclama un lector atento. La novela acaba tantas veces que dan ganas de empezar de nuevo para terminar de entender todo lo que está sucediendo realmente. Sigo pensando que Nesbo es el primero de la clase, en un curso muy numeroso (novela negra escandinava).

Si deciden leerlo, considero imprescindible seguir el ciclo, hay muchas cosas que no se entienden sin haber leído las anteriores.