¿Novelas a partir de los 40?

Biblioteca
Creo que era Pla el que decía que a partir de los 40 es idiota (o algo así) seguir leyendo novelas. No le he hecho ningún caso, pero es verdad que cada año aumento el porcentaje de lecturas de no ficción. Ahora creo que debo andar por un 50%, o así.

Aquí les enumero algunos que me han gustado mucho este año, y de los que ya he hablado, o hablaré, en el blog:

Periodismo (artículos, reportajes, entrevistas)
♦ FRANZEN, Jonathan. Más afuera
♦ CARVER, Raymond. Sin heroísmos, por favor
♦ GARCIA-MAIQUEZ, Enrique. Un paso atrás
♦ MARIAS, Javier. Lección pasada de moda
♦ BURN, Stephen J. Conversaciones con David Foster Wallace
♦ KAPUSCINSKI, Ryszard. El Sha

Biografías
♦ WEIGEL, George. Juan Pablo II. El final y el principio

Diarios, Memorias
♦ GARCIA MARTIN, José Luis. Dicho y hecho (Diarios 1992-1995)
♦ RENARD, Jules. Diario (1887-1910)
♦ D’ORS, Miguel. Más virutas de taller
♦ SCHWALBE, Will. El club de lectura del final de la vida

Aforismos
♦ LEC, S. J. Pensamientos despeinados
♦ PUJOL, Carlos. Cuadernos de escritura

Schwalbe. El club de lectura del final de tu vida

schwalbeA finales de 2009 falleció Mary Anne Schwalbe, tras dos años de lucha contra un cáncer de páncreas. Era una mujer norteamericana menuda de fuerte personalidad que mantuvo su familia fuertemente unida a la vez que desplegó una intensa actividad a favor de personas necesitadas. Sus compromisos iban desde supervisar unas elecciones en los Balcanes a trabajar en un campo de niños refugiados en Tailandia, pasando por la recogida de fondos para construir una biblioteca en Afganistán. Vivió y afrontó la enfermedad y la muerte con serenidad y optimismo, apoyada en una fuerte fe cristiana, en el cariño de su familia y de sus muchos amigos y en una esmerada cultura alimentada por años de cuidadas lecturas.

En este libro su hijo Will cuenta todo esto con detalle, deteniéndose especialmente en los dos últimos años en los que intercambió y comentó con su madre decenas de libros, en un particular e íntimo club de lectura de dos. Cada libro da pie a comentarios inteligentes y certeros y llevan a madre e hijo a recordar escenas de una vida que saben que está acabándose. Mary Anne es la pieza clave de una familia donde se viven con naturalidad muchos valores y, entre ellos, un gran respeto a la palabra dicha y escrita. Todo un ejemplo de educar sin imponer, sugiriendo y yendo por delante, acompañando en las decisiones libres, también cuando son equivocadas. Will, muchos años vinculado al mundo editorial, y que se expresa con elegancia, precisión y buen gusto, tiene un lazo especial con su madre, acrecentado si cabe en estos años finales de intercambio intenso de libros y confidencias. Hay emotividad sin sentimentalismo.

Continuar leyendo “Schwalbe. El club de lectura del final de tu vida”

Schwalbe y Chirbes, novedades de interés

SCHWALBECHIRBESYa están disponibles en la web de Aceprensa (si son suscriptores) las reseñas que he preparado de dos de las novedades más interesantes en estos meses que van de 2013: el libro de Schwalbe, una deliciosa historia de relaciones familiares y amor a los libros, y la última de Chirbes, contrapunto de Crematorio y más ácida y dura aún.