Tiempos de hielo. Fred Vargas

VARGAS_TiemposEstupenda novela de Fred Vargas. Han sido cuatro años de espera desde El ejército furioso pero han valido la pena. Islandia aporta el toque Vargas legendario-mítico; el elemento histórico viene servido por una extraña sociedad que reproduce las sesiones de la Convención francesa en los años del Terror revolucionario; y luego están Adamsberg y su Brigada parisina que conocemos ya tan bien. Y varios cadáveres.

La trama es tan compleja que vemos por primera vez nervioso al comisario Jean Baptiste, hasta donde se lo permite su flema soñadora. Por primera vez también disensión grave con Danglard, su segundo, tan erudito como de costumbre pero afortunadamente más lejos del vino blanco que otras veces. Y la acusada personalidad de varios de sus ayudantes, que merecerían ellos solos protagonizar su propia serie de novelas policiacas.

No veo nada que se parezca, ni de lejos, a estas poliédricas novelas de la escritora francesa. Compleja, emocionante, humana, estremecedora, divertida y divulgadora, todo al mismo tiempo; ella misma es un género, el mítico-criminal (con más de lo segundo).

Octava novela de la serie de Adamsberg y primera en nueva editorial francesa. Lo he dicho otras veces: el que se anime con la autora, que empiece con la primera del ciclo. Si no, se pierden muchas cosas que tienen que ver con el pasado de los personajes y las relaciones entre ellos.

Me han gustado últimamente

COLWINNY, finales de los 70, clases altas. La historia de dos amigos, Guido (abogado) y Vincent (arquitecto) y de sus esposas, Holly y Misty. Gente interesante, inteligente e incluso fascinante, sobre todo ellas. El matrimonio, la paternidad, lo que hace el amor en la gente, la amistad. Cosas que nos interesan todas ellas. Comedia de costumbres bastante realista. El libro pierde fuelle a partir de las dos bodas, pero se lee con interés hasta el final.  Ya hace tiempo que resulta repetitivo decir “otro acierto de L del A”: ¿de dónde sacan a todos estos autores desconocidos? Bravo por ellos. BIEN.

Relectura oída del clásico marino de Hemingway. El viejo, el pez, el niño, los tiburones, la lucha, el hambre, las heridas. El amor al animal y al mismo tiempo el tesón de la caza. El sentido de la vida. La lucha. El viejo resulta conmovedor en su soledad y fortaleza. BIEN.

GGMOtro libro breve escuchado en trayectos en el coche: la pieza de relojería mejor engrasada de GGM. Una boda, una novia devuelta, una venganza. Todos lo sabían. Es contado a posteriori, 27 años después. Historia coral en tono periodístico sobre la fatalidad. Me pregunto al terminar la relectura: ¿Santiago Nasar es responsable de la deshonra de Ángela Vicario? ¿me he perdido algo en un semáforo? El estilo de GGM es inconmensurable. Su arte para los nombres de los personajes no es lo menos importante: Bayardo San Román, Clotilde Armenta, Plácida Linero, María Alejandrina Cervantes, etc. NOTABLE.

JOBJob. Excelente novela corta de Joseph Roth. El tema del mal (pobreza, enfermedad) como castigo del pecado. No oponerse a la Voluntad de Dios o luchar. Final sorprendente. Estilo clásico de gran calidad. Seguiré con las que me faltan –pocas- de este autor. NOTABLE.

Tiempos de hielo, de Fred Vargas. Es tan buena que hablaré en exclusiva de ella otro día. NOTABLE.

Tantos días felices. Laurie Colwin. Libros del Asteroide.
El viejo y el mar. Ernest Hemingway.
Crónica de una muerte anunciada. Gabriel García Márquez.

• Job. Joseph Roth.
Tiempos de hielo. Fred Vargas. Siruela.

Cuadros de autores de novela criminal

OLYMPUS DIGITAL CAMERATengo un poco abandonada la novela negra. Para reactivarme actualizo y les dejo en esta carpeta de Google Drive los cuadros actualizados que ya fui compartiendo con ustedes en otros momentos. Pueden ser útiles para orientarse con la obra de algunos autores vivos de novela criminal que me gustan y sigo: Ellroy, Vargas, Pelecanos, Nesbo, PastorConnolly, Connelly y Baldacci. Quizás mi subconsciente me los ha dictado en un cierto orden de calidad. Ellos cubren casi toda mi cuota de lectura de entretenimiento en el eReader. (Tengo marcados en rojo, para mi gobierno, los títulos que no he leído).