Los libros en la torre de Montaigne

MONTAIGNE_Biblioteca2

Sabiendo que los puedo disfrutar cuando quiera, estoy satisfecho con el mero hecho de poseerlos. Nunca viajo sin libros, ya sea en tiempos de paz o en tiempos de guerra. Pero a menudo paso días y meses sin mirarlos. Los leeré poco a poco, me digo, mañana o cuando me plazca… Son las mejores provisiones que he encontrado para este viaje de la vida.

****
Los libros no son como los hombres, que lo asedian y lo importunan con su palabrería y a quienes resulta difícil eludir. Si no se los llama, no vienen; puede tomar éste o aquél, a su antojo.
****
Mi biblioteca es mi reino y en ella trato de que mi gobierno sea absoluto.

Palabras de Montaigne extraídas del Montaigne de Zweig.

Montaigne según Zweig

ZWEIG_MontaigneUn placer ver unidos los nombres de dos escritores que estimo mucho.

Breve e intenso ensayo biográfico, una buena introducción Montaigne. Terminado, es difícil que no se despierten las ganas de (re)leer al pensador francés. Zweig, como siempre, es claro y apasionado. Emplea varias veces la palabra “librepensador” para referirse al gascón, pero creo que es más acertado decir “espíritu libre”. De ascendientes burgueses comerciales y judíos, y de familia noble desde hacía media hora, Montaigne era un curioso impenitente, abierto a todo y continuo escudriñador de sus propias opiniones acerca de cualquier asunto, sin ideas preconcebidas ni atención a las modas. Desde los 38 años se encerró a leer, estudiar y pensar, con algunas “salidas” para viajar o ser alcalde de Burdeos unos años. Fue esposo y padre y tuvo su papelito en la alta política.

Su legado es importante y es más que recomendable la lectura de sus tres tomos de Ensayos. De las ediciones españolas disponibles recomiendo la de Cátedra Aurea o la de El Acantilado.

Paseo por librería

• Susanna Tamaro, Para siempre (Seix Barral). No me apetece mucho.
• Pombo se lleva el Nadal 2012 con El temblor del héroe (Destino). Pombo Tiene algunas cosas muy buenas y otras que no tanto. Hace tiempo que no leo nada de él.
• Karin Slaughter, El número de la traición (Roca). La autora criminal tiene fama de realismo espeluznante. Buscaré algo suyo en epub.
• Carlos Zanón, No llames a casa (RBA). Segunda novela negra del autor barcelonés. Buscaré algo suyo en epub.
• Paul Auster, Diario de invierno (Anagrama). Me lo apunto, aunque lleva tiempo flojeando. En realidad mucho tiempo.
• María Antonieta, Stefan Zweig (El Acantilado). El Acantilado sigue con su recuperación de obras de Zweig. Ahora esta estupenda biografía. Me dan gandas de comprarla y releerla. Ojo, son 540 págs.
• La broma infinita, David Foster Wallace (DeBolsillo). No sé, son 1.200 págs.