Una definición de "clásico"

¿Qué es un “clásico”? ¿Por qué pervive a lo largo del tiempo, en distintas lenguas y en sociedades cambiantes?», se pregunta George Steiner. Y se responde: Detrás de «un “clásico” de la literatura, de la música, de las artes, de la filosofía» no hay alguien a quien leemos o escuchamos sino alguien que nos lee o nos escucha. «El clásico nos interroga cada vez que lo abordamos. Desafía nuestros recursos de conciencia e intelecto, de mente y de cuerpo (gran parte de la respuesta primaria de tipo estético, e incluso intelectual, es corporal). El clásico nos preguntará: ¿has comprendido? ¿has re-imaginado con seriedad?, ¿estás preparado para abordar las cuestiones, las potencialidades del ser transformado y enriquecido que he planteado?

Steiner, George. Errata – El examen de una vida.
Copio esta cita de Bienvenidos a la fiesta.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

2 opiniones en “Una definición de "clásico"”

  1. Personalmente sigo prefiriendo el papel. Aunque he usado el libro electrónico para localizar citas y alguna vez, incluso, he leído textos completos en el ordenador.

  2. A este tópico de los clásicos quiero salpimentarlo con el agregado de internet. Me refiero a la ciberliteratura. Dentro de cuántas décadas —o años— se hablará de “clásicos digitales o ciberclásicos”.

    El futuro cercano del libro es digital: en formato e-book o “posteado” en la web. Y lo digo yo que publico en ambas plataformas, con media docena de libros editados a la usanza gutenbergiana y ahora mismo me encuentro publicando MALDITAWEB, cibernovela colgada en la red.

    Ya nos iremos habituando a leer literatura en este ciberformato, de la misma forma que consumimos la prensa digital.

    Es un mundo sin tinta, salvo para degustar algún entrañable calamar.

    Nuestras modestas bibliotecas domésticas serán, entonces, clásicos.

    http://malditaweb.blogspot.com

Deja un comentario