O relato o novela

Para mi, Cheever es un ejemplo claro de excelente escritor de relatos y mediocre novelista. Esto dice Rodrigo Fresán en una nota en los Diarios del escritor norteamericano:

En 1957 aparece en Estados Unidos Crónica de los Wapshot con elogiosos comentarios de Jean Stafford, Robert Penn Warren y Saul Bellow en su portada. Las críticas fueron buenas, pero más de uno apuntó lo que se convertíría en el estigma de por vida del Cheever novelista: su propensión a escribir novelas atomizadas de estructura no convencional, “compuestas por sketches que no consiguen ni el impacto de un cuento ni poseen el crecimiento interno y el desarrollo de una novela”. Otros lo acusan de “sentimental” y de “glorificador del pasado”. En cualquier caso la buena reputación de Cheever en su país iba en aumento: Crónica de los Wapshot ascendía, por fin, al rango de novelista; vendió bien; y recibió en 1958 el National Book Award.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *