Facebook

Las editoriales se estrujan la cabeza para promocionar sus libros. Todo vale. Especialmente en la red. Vean esta original iniciativa de Montena para la trilogía de Westerfeld (aquí les hablé del primer tomo). Se trata de un trivial en Facebook.

Más cosas en la red:

Algún día leeré algo más de Stephen King, por ahora sólo conozco una (o quizás dos) de sus novelas. Creo que es un tipo que hace muy bien lo que sabe hacer. Aquí, en ABCD, acaba de hablar de él -con entusiasmo- Rodrigo Fresán.

Dos artículos en Babelia(1 y 2) sobre la última colección de relatos de Tobias Wolff, un autor que considero muy interesante.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

2 opiniones en “Facebook”

  1. Bravo, lo describes bastante bien. Yo he leído una o dos cosas, me doy cuenta de su valor, y no descarto sin embargo leer algo más algún día. Todo no puede ser Borges y Faulkner.

  2. Ooooh, yo tengo un problema irresoluble con Stephen King. No consigo tener una opinión coherente sobre él. Cada vez que abro un libro suyo siento disgusto y admiración a partes iguales. Es un tipo que escribe fatal y sin embargo, a su manera, es un genio. Redacta sin gracia, se repite a sí mismo, abusa de estereotipos y truculencias, pero posee una envidiable habilidad para narrar. Es como un pintor de brocha gorda de cuyas paredes no puedes apartar la vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *