La música de una vida

En este mes de agosto, enfrascado en la reestructuración del blog, he buscado lecturas breves. Tenía buen recuerdo del Testamento francés de Makine, y ya saben que me tiran los que escriben en francés (aunque sean rusos de nacimiento, como Makine).

Este libro es una tontería tan absurda y aburrida que no voy a dedicarle mucho espacio. Es una historia difícil de entender, pese a su brevedad. Cuando una historia ya falla en la claridad, es imposible construir nada.

Los primeros meses de 1941 son tiempos difíciles para los habitantes de la Unión Soviética, pues al terror estalinista se unen los rumores de una pronta invasión nazi. Una tarde de mayo, un joven pianista moscovita, Alexei Berg, recibe el aviso de que no regrese a su casa, pues, en una de sus incontables redadas, la policía del régimen ha detenido a sus padres, acusados de supuestos e intrincados delitos políticos, y le busca también a él. Alexei tiene que huir precipitadamente a una aldea ucraniana donde unos parientes campesinos le esconden en un henil.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

4 opiniones en “La música de una vida”

  1. !qué duro eres! ¿no te pareció una crítica contra el comunismo? aquí va una lista de libros breves:

    Helene Hanff 84, Charing Cross Road (Anagrama)
    Relaciones entre madres e hijas adolescentes-
    Irene Némirovsky, El baile (Salamandra)

    Historias de locura momentánea en Mónaco-
    Stefan Zweig: 24 horas en la vida de una mujer (Acantilado)

    De cinismo en Viena-
    Frank Werfel: Una letra femenina en azul pálido (Anagrama)

    De amores en Córcega-
    Prosper Merimée Colomba (Anaya)

    De tristeza y esperanza en Barcelona:
    Mercé Rodoreda, La plaza del diamante. (Edhasa)

    Amor a los libros en la Amazonia
    Luis Sepúlveda, El viejo que leía novelas de amor (Tusquets)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *