Joseph Roth y Carmen Machado

ROTH, J. Jefe de estación Fallmerayer. Buscando ficciones cortas me encuentro con esta novelita de Roth (Joseph) que narra la historia de una obsesión amorosa. 1914, el jefe de estación es testigo de una siniestra catástrofe ferroviaria. Aloja en su casa unos días a la condesa Walewska, rusa, y se enamora de ella. Esta pasión pondrá toda su vida patas arriba. Nada del otro mundo. APROBADO.

MACHADO, Carmen Mª. Su cuerpo y otras fiestas. Debut literario de la escritora norteamericana. En su curriculum aparece su participación el el célebre Iowa Writers’ Workshop. En muchas de estas historias, publicadas previamente en prestigiosas revistas norteamericanas, se nota que busca epatar. El estilo, la estructura y el lenguaje son habitualmente brillantes. Los temas son casi siempre sexuales cuando no rozan lo pornográfico. APROBADO.

Bufalino y Camilleri

Bufalino es un escritor de singular personalidad y estilo. Gusta de la hipérbole y del exceso poético, posee un universo verbal  barroco y sumamente expresivo. Tiene el aire inconfundible de la literatura, que es mucho más que redactar e incluso narrar, y que no depende de lo que se esté contando. En Perorata del apestado, su primer -y quizás más famoso- libro, sitúa a un grupo de personajes en 1946, en un sanatorio para tuberculosos de la Conca d’Oro. El tema es la muerte. Me han venido a la cabeza, leyéndolo, Cunqueiro y Calvino (Italo). NOTABLE.

• Como no tengo ahora paciencia para novelas, y tengo buen recuerdo de Un mes con Montalbano, busco otra colección de relatos de Camilleri. La Nochevieja de Montalbano. Se me hacen más pesados esta vez. Y eso que el italiano es original en todas las historias y eficaz siempre en el modo de llevar las narraciones. Y el comisario está muy conseguido. Creo que el problema soy yo. BIEN.

Mudar de piel. Nuevos relatos de Giralt Torrente

Quinto libro y tercera colección de cuentos del escritor madrileño (1968), que rompe siete años de silencio desde su última publicación, Tiempo de vida, un destacable ejercicio memorialístico. Dos piezas largas y siete breves que giran en torno a la familia, más en concreto, a la familia rota. Relaciones entre hermanos, entre padres e hijos, o entre esposos, donde el común denominador son los abandonos paternos, las infidelidades matrimoniales y las rupturas o separaciones.

Casi todos se narran en primera persona por uno de los protagonistas y el estilo es siempre elegante y fluido. Todas las historias tienen un toque de originalidad y dramatismo, pero el punto fuerte es siempre el modo de relacionarse dentro del núcleo familiar y cómo lo viven uno o dos de los agentes principales. El tono y el lenguaje es muy parecido en las nueve historias. Casi todas se leen con interés, sólo una o dos resultan algo insulsas.

La mayoría de los cuentos presentan situaciones inmorales, sin excesos ni descripciones (salvo algún detalle sexual aislado de mayor crudeza). La visión general del matrimonio que se presenta es negativa, y algo más optimista cuando se refiere a los hermanos y a la relación padres hijos.