Sarráis. Madurez y felicidad

SarráisSegundo libro del doctor Sarráis en la colección de la que les hablé. Como el del descanso, es breve, claro y sencillo y sirve para todos, hombre y mujeres, de cualquier edad.

La felicidad está muy relacionada con la madurez y ésta con que lo superior (cabeza y voluntad) manden en la conducta sobre lo inferior (la afectividad). Esta es la tesis que desarrolla el libro, que tiene muy en el punto de mira a padres y educadores.

El planteamiento se entiende bien, está muy pegado a la vida real (se nota mucha experiencia clínica) y resulta animante y positivo. Creo que ayuda para una radiografía básica y orienta las pautas básicas para mejorar: ambas cosas tanto para uno mismo como para ayudar en la educación de otros.

La sencillez y brevedad tienen un precio, y es que a veces se establecen puntos y relaciones cuya razón de ser no se explica salvo con la descripción de sus consecuencias. Otro pequeño pero (para mi gusto) son las frecuentes repeticiones, quizás intencionadas.

En general un librito muy recomendable.

Por si acaso, un breve resumen en dos puntos:

1. En la persona madura hay un equilibrio jerárquico entre cabeza (inteligencia y voluntad) y corazón (afectos). La persona madura es feliz porque hace lo que debe porque quiere. La persona madura tiene una conducta habitual adecuada, correcta, sensata y lógica. La clave está en desarrollar al máximo lo superior (conocer la verdad y amar lo bueno) y armonizar esto con la afectividad. Lo bueno que hago mejora al mundo y a mi. Lo genuinamente humano es la racionalidad (piensa con su inteligencia) y la libertad (relacionada con la voluntad).
– Cinco pilares básicos: Autoestima, Seguridad, Autoconocimiento realista, Autocontrol voluntario e Independencia emocional (libertad interior).
– Características externas: Percepción realista de uno mismo y de lo que nos rodea; Autocontrol, voluntad capaz de hacer lo que debo porque quiero hacerlo libremente; Afectos armonizados con inteligencia y voluntad; Flexibilidad, capacidad de adaptación; Optimismo.

2. En la inmadurez psicológica hay un dominio habitual de la afectividad (respuestas intensas y de predominio negativo) sobre la voluntad.
– Características básicas: Sentimiento de inferioridad (baja autoestima);  Sentimiento de inseguridad; Escaso autoconocimiento; Impulsividad;  Dependencia emocional; Temor-nerviosismo-ansiedad.
– Características externas: Timidez; Introversión; Inestabilidad emocional; Excesiva preocupación; Hipersensibilidad y susceptibilidad emocional; Desconfianza, soledad; Poca tolerancia a la frustración; Fantasiosidad; Proyección de culpa en los otros; Excesiva demanda de afecto en los otros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario