Elogio del libro de papel. Barnés

BARNES_Elogio_libroInternet aporta en cualquier momento y desde cualquier sitio un acceso inmediato a infinitos textos. Hasta ahí sus ventajas. Sus inconvenientes: una mezcolanza que afecta a la fiabilidad y que no facilita la profundidad y sí la dispersión.

Frente a esto, el texto clásico en papel (o, yo añadiría, en formato electrónico pero fuera de la red, es decir, en un eReader) facilita la lectura reflexiva cuyas características resume bien Barnés: “leer es ir al encuentro de otro (intendere), saber interpretar (intellegere), quitar lo superfluo (putare), reagrupar lo disperso (cogitare), sopesar (pensare)”.

Esta es la tesis del breve y suculento ensayito que les presento, que es ante todo un elogio de la palabra (pensada, escrita, leída)  y un aviso ante el “espejismo de saber” que supone la mera acumulación de informaciones veloces y múltiples y actuales.

Mi opinión sobre el asunto ya saben que va por la línea del y/y, sin exclusiones, coincidiendo eso sí con Barnés en que el homo sapiens debe gobernar al homo habilis.

Por lo demás el libro se desentiende pronto de la cuestión tecnológica y toma una deriva humanística más jugosa en torno a la palabra, la lectura, la conveniencia de no olvidarnos de donde venimos (del latín), la biblioteca o el quehacer universitario.

Donde está este autor no están lejos Cervantes, los clásicos grecolatinos, Dante y demás, autoridades a las que siempre conviene arrimarse. Muy oportunos también los recordatorios etimológicos: legere, elegir y diligere, elección cuidadosa (amorosa); cultura, cultivo; intellegere, leer entre; etc.

Muy recomendable.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *