Elogio del libro de papel. Barnés

BARNES_Elogio_libroInternet aporta en cualquier momento y desde cualquier sitio un acceso inmediato a infinitos textos. Hasta ahí sus ventajas. Sus inconvenientes: una mezcolanza que afecta a la fiabilidad y que no facilita la profundidad y sí la dispersión.

Frente a esto, el texto clásico en papel (o, yo añadiría, en formato electrónico pero fuera de la red, es decir, en un eReader) facilita la lectura reflexiva cuyas características resume bien Barnés: “leer es ir al encuentro de otro (intendere), saber interpretar (intellegere), quitar lo superfluo (putare), reagrupar lo disperso (cogitare), sopesar (pensare)”.

Esta es la tesis del breve y suculento ensayito que les presento, que es ante todo un elogio de la palabra (pensada, escrita, leída)  y un aviso ante el “espejismo de saber” que supone la mera acumulación de informaciones veloces y múltiples y actuales.

Mi opinión sobre el asunto ya saben que va por la línea del y/y, sin exclusiones, coincidiendo eso sí con Barnés en que el homo sapiens debe gobernar al homo habilis.

Por lo demás el libro se desentiende pronto de la cuestión tecnológica y toma una deriva humanística más jugosa en torno a la palabra, la lectura, la conveniencia de no olvidarnos de donde venimos (del latín), la biblioteca o el quehacer universitario.

Donde está este autor no están lejos Cervantes, los clásicos grecolatinos, Dante y demás, autoridades a las que siempre conviene arrimarse. Muy oportunos también los recordatorios etimológicos: legere, elegir y diligere, elección cuidadosa (amorosa); cultura, cultivo; intellegere, leer entre; etc.

Muy recomendable.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario