Otoño 2015. Ficciones

las-nieves-azules• Las nieves azules (Bednarski). Novela de judíos polacos exiliados-deportados en Siberia, años 40. El frío como imagen de todo. El niño narrador, su madre Bella, el pueblo. Poética e intensa. Cuidada en cada frase. Amor, Dios, mucha muerte y poca esperanza. Buena solución editorial: compras el libro en papel y te envían el ebook. BIEN.

Dos relecturas en audiolibro. El gran Gatsby. Sigo sin ver por qué es una de las “grandes novelas norteamericanas”. La mayoría de los personajes resultan bastante odiosos y ni siquiera el propio Gatsby resulta muy atractivo, a pesar de su sacrificio y aura trágica. El narrador resultaba insufrible cuando imitaba voces de mujeres. BIEN.

La otra ha sido El principito. Me deja frío. ¿Es un libro casi insignificante, con un valor del tamaño del asteroirde del protagonista? APROBADO.

• Tamburas, de Grosser. Larga novela (casi 500 págs). S. VI adC, viaje de 7 años (de los 20 a los 27) del ateniense protagonista. Caudillo militar a las órdenes del persa Cambises. Susa, Egipto, Etiopía. Amores, batallas, venganzas e intrigas. Un acercamiento bestselleriano y de segunda a la antigüedad. Entretenida. BIEN

CUNQUEIRO• Flores del año mil y pico de ave. Sigo con Cunqueiro, ahora con una de sus colecciones de historias breves. La mejor, la de Gonzalo, obispo de Mondoñedo. Son de las primeras cosas que escribió y ya está todo él: Galicia, materia de Bretaña, camino de Santiago y fantasmas, todo regado de estilo sobresaliente y personalísimo. Físicamente, estos libros de Castro están muy bien hechos. NOTABLE.

Valérie Mréjen, Mi abuelo. Se me cuela por sorpresa en el turno de lectura: breve, francesa, judía, editorial Periférica… Lástima que haya sido poco interesante. Original estilo: frases breves, enunciativas, más llamativas cuanto más potente lo que cuentan. Pasa de una cosa a otra buscando contrastes. Retrato generacional, memoria de infancia, novela de formación. Lo malo es que no cuenta casi nada aprovechable. APROBADO.

manchetteLa última novela que escribió Manchette, Caza al asesino. Néo-polar francés, estilo hammettiano de mostrar sólo lo que se ve, glacial y trepidante. Inicio y desarrollo impactantes, final flojo y amargo. Historia vista: criminal a sueldo que se quiere retirar y no le dejan. Baño de sangre. Lo primero que leo de él, además del cómic basado en una de sus novelas. NOTABLE.

Mañana hablaremos de algunas lecturas recientes de no ficción.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...