Conferencias de Salter sobre el arte de escribir

Salter pronunció tres conferencias en la Universidad de Virginia en 2014. Tenía más de ochenta años y le faltaba poco para morir. Son breves y muy buenas. La flaubertiana importancia del estilo, del detalle; la libertad del artista, la división de escritores entre ingenuos (espontáneos) y sentimentales (trabajadores); voz y estilo del escritor; el afán de escribir; trama e historia. Todo con enorme claridad. Recomienda vivamente a Isaac Bábel. Hago también el propósito de leer lo poco suyo (de Salter) que me falta.

Suscribo esto que dice:

Nunca he llegado a tener afinidad ni a sentirme realmente cómodo con personas que no leen o que nunca han leído. Para mí es un requisito esencial. De lo contrario echo en falta algo, amplitud de miras, noción de la historia, una sintonía compartida. Los libros son contraseñas. El cine es demasiado simple.

Laëtitia o el fin de los hombres. De Jablonka

Laëtitia o el fin de los hombres es el exhaustivo relato del asesinato de una joven francesa en Nantes en 2011. El autor, profesor universitario de historia en París, reconstruye su vida hasta los dieciocho años, su muerte y la investigación posterior. Paralelamente sabemos todo sobre sus padres naturales, su hermana gemela, su familia de acogida, el asesino y todos los intervinientes en el caso Laëtitia (jueces, abogados, periodistas, policías, etc). Se tocan muchas cuestiones que hicieron famoso el asunto en Francia y fuera, como son los abusos y maltratos a menores, los reincidentes criminales, la violencia de género o los fallos del sistema judicial. El autor nos transmite con pasión su obsesivo conocimiento del caso. Un reportaje-análisis serio aunque un poco excesivo, para mi gusto. BIEN.

Clásicos para la vida, de Nuccio Ordine

Dos libros sobre libros que me han defraudado.

Clásicos para la vida, de Ordine, me ha gustado menos de lo que esperaba. Es una recopilación de artículos hablando sobre clásicos, señalando enseñanzas que podemos extraer de ellos. No aporta grandes cosas, están escritos para un público muy general. Cita y breve comentario. Parecido, pero inferior, al que comenté hace poco de Gómez Pérez. BIEN.

Las estrategias del narrador, de Silvia Adela Kohan es directamente malo, una chapuza de libro. Desordenado, repetitivo, confuso y poco trabajado. Parecen unos apuntes de clase mal tomados por alguien que no está entendiendo bien lo que oye. Enésimo intento por mi parte de encontrar algo que explique realmente bien la compleja y apasionante cuestión del punto de vista y la voz narrativa. SUSPENSO.