Descubriendo a Ammaniti

Dije algo de este libro unas entradas más atrás. Ahora les dejo la reseña que preparé.

Como Dios manda
Niccolò Ammaniti
Ed. Mondadori. Barcelona, 2007.

A Rino le abandonó su mujer y vive con su hijo Cristiano en el suburbio de un pueblo italiano. Cristiano adora a su padre, un borrachín con tatuajes y trabajos temporales que debe convencer a un asistente social cada quince días para que no disuelva el naufragio que es su hogar. La vida no es fácil para ellos pero están juntos y se sostienen, de un modo rudo pero leal. Rino funciona con cuatro principios: lealtad con los amigos, no blasfemar, respetar y ser respetado, sobrevivir. Cristiano tiene problemas en el colegio y se abre paso en sus primeros escarceos sentimentales con chicas y peleas con chicos.

Continue reading

Kolhaas

Heinrich von Kleist es mítico en las letras alemanas. Para eso no hay nada como suicidarte a los 34. Dejó algunas obras de teatro, dos novelas cortas y algunos relatos. La exquisita Valdemar ha publicado en un volumen toda su obra narrativa. Leo Michael Kolhaas, la historia de un tratante de caballos que sufre una injusticia y monta la parda. Una mezcla de la peli Un día de furia con El castillo de Kafka.

Aunque tiene apenas 150 págs termina haciéndose algo pesadita. Von Kleist consigue aturdirte con las burocracias medievales y la ira sin fin del honrado Kolhaas. De todos modos merece la pena leerla. No sé si seguiré el volumen con La marquesa de O, historia sobre la que hizo una película de época –floja- mi admirado Rohmer.

Come Dio comanda

Me ha gustado bastante la novela ganadora del Strega’07. Como Dios manda. De Niccolò Ammaniti (Roma, 1966).

Lo mejor, la relación padre-hijo. El padre es un perdedor abandonado por su mujer, alcohólico, en busca siempre de sexo ocasional, con esvásticas en su cuarto, camorrista. Quiere dar un golpe con sus amigos, otros perdedores, uno de ellos medio tarado. Hay una violación y un asesinato de por medio.

Todo muy vivo, cinematográfico. Violencia, cutrez y sexo. Y, en medio de todo eso, solidaridad, compasión, cierta dignidad, búsqueda de respeto, ternura, camaradería. La cosa acaba bastante mal.

Hacía tiempo que no me bebía una novela en pocas horas. A pesar de todo, en conjunto me parece poco recomendable (en general).

Veo que ha publicado otras dos cosas en España: Te llevaré conmigo y No tengo miedo. Igual me animo.