Kirst

“Quien aúlla con los lobos puede seguir viviendo como un perro.
Proverbio masuriano.

Pocos alemanes lo son tanto como los habitantes de Masuria. Kirst quiere mostrar los pros y contras del carácter de una nación que fue capaz a la vez de la locura nazi y de una tenaz oposición interior.

La obra abarca desde 1932 a 1945, ascenso y caída del tercer Reich. Los jerarcas locales de un pequeño pueblecito representan la tiranía y el abuso, Materna, un rico campesino, está decidido a hacerles la vida imposible. El libro, largo, es una sucesión de boicots, tretas y trampas, manejando las miserias de cada jefecillo local. Pero esto no es una broma ni una inocente sátira, hay asesinatos, adulterios y torturas. Todos ponen toda la carne en el asador.

Es interesante que se sigan escribiendo libros valientes de lo que ocurrió en esos años, para que no vuelva a pasar y para que no se cometa la injusticia de meter a todos en el mismo saco.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

3 opiniones en “Kirst”

  1. Siempre nos han enseñado en la tele y en los libros los acontecimientos en los frentes de 2da guerra mundial…
    Es interesante leer y conocer el orto lado, como vivieron la guerra los propios alemanes en sus pueblos…

Deja un comentario