Sobre el trabajo

Un albañil levanta una pared, hilera de ladrillos a hilera de ladrillos. El proceso es descrito minuciosamente. Pero no está construyendo un edificio sino que participa en una especie de proyecto, o experimento, o programa, o performance donde un público tiene derecho a mirarle trabajar. Al lado, llevan a cabo sus oficios hasta 10 personas más (un empleado de matadero, un informático, una administrativa, una costurera, una limpiadora, etc). Se van describiendo con detalles sus desempeños y a la vez, cada uno, reflexiona sobre su trabajo y recuerda anécdotas de su vida profesional.

En tiempos de crisis económica y precariedad laboral, La mano invisible es un curioso experimento narrativo voyeurista que pretende reflexionar sobre el trabajo, particularmente el manual. No hay nombres de personajes, ni diálogos, ni casi puntos y aparte. Podría haberse tratado de un reportaje periodístico más que de una novela. Kafka, Saramago y Beckett pueden haber inspirado este artificioso examen al sentido de la ocupación que se lleva más tiempo en la vida. La lucha contra la rutina, la búsqueda de sentido, el papel del dinero y la quimera de la ilusión son algunos de los puntos analizados, en general con un resultado poco animante.

Cuarta “novela” del joven escritor sevillano, que deja los territorios de la guerra civil española y se lanza a una especie de cruzada social detallada y realista en su nivel de observación, algo miope en sus conclusiones y casi aburrida desde el punto de vista narrativo.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *