Liffner. Imago

LIFFNER_CadáverEn Dybbøl, frontera entre Alemania y Dinamarca murieron cuatro mil ochocientos daneses en 1864, en una decisiva batalla entre Prusia y el país escandinavo. En el mismo lugar, el pantano de Frøslev, es encontrado un cadáver en 1938. En el presente desde el que se narra, año 2000, Copenhague, la joven historiadora Esmé Olsen se obsesiona con los papeles oficiales que acaban de hacerse públicos y cuentan parte de ese suceso de 1938. Ella se propone rellenar las lagunas y completar el mosaico.

El título que se ha elegido para la edición española traiciona el espíritu de esta ambiciosa obra y puede despistar, pues no se trata de una historia criminal ni de una cacería a ritmo de thriller. La sueca Liffner (1957) construye una compleja estructura literaria en torno a tres momentos donde la clave es la atmósfera. Parece por momentos como si no importase demasiado el orden en los acontecimientos, como si las capas de la historia fueran permeables e intercambiables. La turba pantanosa donde es encontrado ese cuerpo es un símbolo del paso del tiempo, de la podredumbre y del olvido. La ciénaga conserva lo que destruye y no siempre devuelve las respuestas a todos los interrogantes. El libro avanza lento, denso, con escasísimos diálogos y un estilo a veces enrevesado y poco transparente, que exige una lectura atenta.

Hay ficción histórica, elementos de misterio, leyendas telúricas (así el recurso a Nerthus, una embaucadora diosa antigua que atraía y retenía a la gente en la turba),  homenajes metaliterarios (Salinger y Andersen) e historias cruzadas que tienen que ver con la infancia de Esmé y sus abundantes lecturas. Un arriesgado intento de fusión entre lo lírico (el lenguaje, el tono) y lo negro (el cadáver) que hacen de Imago un libro nada sencillo y muy alejado de un consumo popular.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Un comentario en “Liffner. Imago”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *