Carmen Martín Gaite

Esto dije hace 15 años de La Reina de las Nieves.

Leonado Villalba es un joven atormentado, insatisfecho y vacío. Su peligrosa afición por ambientes turbios le ha llevado a la cárcel por una temporada. Al salir, asiste desorientado a la trágica muerte de sus padres. Burgués intelectual y sensible, vive una existencia amenazada por su permanente crisis de identidad.

Sila, escritora retirada, habita un caserón mágico que en otro tiempo fuera residencia de los padres de Leonardo. Poco a poco, se nos va desvelando el misterio de esta alma indomable, atractiva, contrapunto vitalista de la sordidez de Leonardo.

Dos historias que se van entremezclando: nacimientos ocultos, leyendas misteriosas, afinidades sospechosas de irrealidad. Todo con una aureola de novela gótica, intimista y de gran colorido interior.

Como siempre, el estilo robusto y rico de Martín Gaite, la presencia de la literatura hecha vida en alguno de sus personajes; como siempre, el relato con ritmo que no decae, como esos caramelos duros y grandes que alargan el final sin empalagar.

Se trata esta vez de la recreación de un cuento de Andersen, del mismo título. Tambien aquí hay un corazón helado, también una reina de Las nieves que lo hará volver a amar. Novela densa, trabajada a conciencia, sin puntos débiles. Admirable el pulso de la autora pará navegar sin titubeos y con credibilidad en almas tan turbulentas y complejas, quizas como la suya.

Dice la autora hablando de este trabajo: “Es una novela romántica, muy espectral. La distinción diffcil que tiene el protagonista entre la alucinación y la realidad se llega a propagar al lector”. Comenzó a escribirla en los sesenta y se publica ahora, dos años después del éxito de Nubosidad variable. Quizás no sea la mejor novela para empezar a conocer la obra de Martín Gaite, a quien sólo falta ganar en España el Cervantes, pero, en mi opinión, es imperdonable su exclusión (como ha ocurrido en un reciente cultural) de los diez mejores libros publicados por españoles en 1994.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

9 opiniones en “Carmen Martín Gaite”

  1. Lei ese libro hace mucho tiempo, así que no recuerdo bien eso que dices. No es de sus novelas mejores, en mi opinión. Además, es de las primeras y -como todos- mejoró en cada libro posterior.

  2. Me acabo de leer Entre visillos: me ha gustado, aunque a través de las distintas voces se percibe con bastante claridad una única, la de la escritora, sobre todo en las descripciones, en las metáforas impresionantes que aúnan lo interior con lo exterior. Pero si todas las voces las hacen, algo falla. Debería haber una mayor diversidad estilística. Ya sé que esto no es fácil, pero si alguien se mete a juegos textuales, tiene que hacerlos verosímiles. ¿Qué te parece, Javier?

  3. Pienso que sí, que son diferentes, aunque no mejores ni peores. Hacen esto de modo distinto, como ocurre con casi todo lo demás. Estadísticamente muchos más hombres que mujeres se han dedicado a escribir. La cosa cambia desde finales del XIX. De todas formas, la realidad es que escritoras grandes grandes, no hay muchas. Sin ánimo de entrar en ningún tipo de polémica.

  4. Pues últimamente he oído a algunas personas que la visión de la mujer como escritora es diferente a la del hombre, que tienden a ser muy intimistas (perdona la repetición), con mucha implicación personal, … ¿Compartes ese punto de vista?
    Hablando de mujeres escritoras y de su visión… Estoy metida de lleno en “Un árbol crece en Brooklyn” y me está pareciendo precioso. Te sitúa de maravilla en un sitio concreto y una época determinada a través de la visión de una niña de 11 años (creo recordar). Y me pareció que valía la pena leer “En tiempo de prodigios” de Marta Rivera de la Cruz. Si no recuerdo mal, fue finalista del Planeta hace dos o tres años. Hace unas reflexiones sobre el dolor impresionantes.

  5. Es la única mujer a la que le he leído todas sus novelas. Las primeras me gustaron algo menos. Y, la que más, Nubosidad variable, que es la que me convirtío a CMG. Creo que es de lo mejorcito que tenemos desde 1950 a hoy.

  6. Hace mucho que me leí “La reina de las nieves” pero me encantó y lo he regalado y recomendado unas cuantas veces… Las novelas de Carmen Martín Gaite son intimistas, hablan sobre personas. Tampoco decepciona “Lo raro es vivir”.

Deja un comentario