La historia de Roma según Montanelli

MONTANELLI_RomaEl librito de Duarte me abre el apetito romano que siempre está ahí y reclama apremiante su cuota cada cierto tiempo. A falta de espíritu (de momento) para atacar de una vez a fondo a Mommsen, a Gibbon o a Livio, opto por lo fácil, breve y a mano, y releo de nuevo a Montanelli, que me gusta ahora mucho más que la primera vez.

Sus capítulos en Domenica del Corriere, recogidos luego en el libro, pueden ser a veces algo ligeros, desenfadados o irreverentes incluso, pero transmiten bien con realismo y precisión el nervio de esta historia grande y apasionante, y sirve para situar de un vistazo épocas, personajes y sucesos. Montanelli no renuncia a analizar y valorar cada periodo y creo que lo hace bien.

Esto es sólo –aunque con cierto detalle- el menú del restaurante, luego cada uno profundizará en lo que le resulte más interesante.

Del epílogo:

Roma nació con una misión, la cumplió y con ella acabó. Esa misión fue la de reunir las civilizaciones que la habían precedido, la griega, la oriental, la egipcia, la cartaginesa, fusionándolas y difundiéndolas en toda Europa y la cuenca del Mediterráneo. No inventó gran cosa en Filosofía, ni en Artes, ni en Ciencias. Pero señaló los caminos a su circulación, creó ejércitos para defenderlas, un formidable complejo de leyes para garantizar su desarrollo dentro de un orden, y una lengua para hacerlas universales. No inventó siquiera formas políticas: monarquía o república, aristocracia y democracia, liberalismo y despotismo habían sido ya experimentados. Pero Roma hizo modelos de ellos, y en cada uno brilló su genio práctico y organizador.
*****
Jamás ciudad del mundo tuvo una aventura más maravillosa. Su historia es tan grande que hace parecer pequeñísimos hasta los gigantescos delitos que la siembran.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario