Potok y sus elegidos

Potok (1929-2002) pertenece al grupo de escritores norteamericanos judíos serios que sólo escriben novelas de fondo sobre cuestiones de calado, sean políticas, familiares, sociológicas o religiosas. A diferencia de Bellow, Mailer, Updike o Roth (Philip o Henry), Potok es más positivo y aprovechable .

Los elegidos es un libro sobre la amistad y la religión. Reuven Malter y Danny Saunders son dos jóvenes de inteligencia superior que se conocen tras un grave accidente. Danny está destinado a suceder a su padre, líder asideo, un grupo judío ultraortodoxo. Reuven también desea ser rabino pero proviene de una familia más secularizada, partidaria del sionismo. La educación religiosa de Danny, el final de la 2GM y el nacimiento del estado de Israel ponen a prueba seriamente su amistad.

La primera parte del libro, más novelesca, es impecable narrativamente y se lee de un tirón (¿quien ganará el partido de béisbol, sanará el ojo, se harán amigos?). Las otras dos son más densas (discusiones talmúdicas, matemáticas, activismo político) a espera sólo de saber la reacción final del padre de Saunders.

Muchos temas de fondo: la vocación del pueblo judío, su aislamiento, la amistad, la relación padres-hijos, Freud y el psicoanálisis, el sentido del dolor, la mente y el alma, la libertad y la presión de la educación, etc. Salvo el béisbol del principio, ya no se vuelve a hablar de nada que no sea serio.

2 detalles: es una novela 100% masculina, curioso; es una novela que reconoce las importantes limitaciones de Freud (modelo basado en casos particulares y anormales).

Está bien, pero recuerdo que me gustó más La promesa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 thoughts on “Potok y sus elegidos

  1. He leído recientemente los dos (Los Elegidos y La Promesa). Me los prestó un amigo judío, con la advertencia: “para que nos conozcas mejor”. No me han defraudado, casi los “he devorado”. Potok, con su visión religiosa de rabino, comunica y ofrece muchos valores positivos.

  2. Siento discrepar, pero leí el libro no hace mucho y la verdad es que me pareció bastante pesado y duro de leer… El tema me apasiona, pero prefiero otras novelas más amenas. Como se suele decir, para gustos colores! 🙂
    El que tengo pendiente es el de La Promesa, espero que sea de los que te lees de una tacada!
    Un saludo

Deja un comentario