Modiano Nobel y muerte de Lenz

Modiano
Ayer le dieron el premio al escritor francés. Breve, intenso, original, de engañosa levedad, obsesionado con la ocupación nazi de Francia y el mayo del 68. A mi me parece de bastante calidad. He comentado varios libros suyos aquí y tengo otros que leeré algún día.

El café de la juventud perdida
Dora Bruder
El lugar de la estrella

Otro asunto de actualidad. Acaba de morir Siegfried Lenz, un autor que me gustó mucho en su día y del que escribí una pequeña introducción. Es algo más espeso que el francés y elige narradores y puntos de vista digamos “difíciles”, pero vale la pena leerlo.

Autor: Javier Cercas Rueda

En 1965 nací en Sevilla, donde he vivido casi treinta años con un pequeño paréntesis de cuatro en Jerez. En 1994 me trasladé a Granada, donde sigo desde entonces. Estudié Economía general, he vivido once años de mi vida en Colegios Mayores, y desde 1995 hago crítica de libros y he mantenido diferentes relaciones con el mundo de la comunicación. Entre las cosas que me hacen más feliz están mi familia, mis amigos, los libros que he leído y haber subido en bici el Galibier. AVISO IMPORTANTE Conviene volver a recordar que el autor de estas entradas, Francisco Javier Cercas Rueda (Sevilla, 1965), que firma sus escritos como Javier Cercas Rueda (en la foto a la derecha) y José Javier Cercas Mena (Ibahernando, Cáceres, 1962), que firma los suyos (como Soldados de Salamina) como Javier Cercas, somos dos personas distintas.

Un comentario en “Modiano Nobel y muerte de Lenz”

  1. Gracias por lo que me aportan sus artículos.
    Me gusta mucho leer, pero no le dedico tiempo (eso es, sin duda, señal de que no soy buena lectora, pues ya sé que los lectores de verdad, sacan tiempo de donde no lo hay). Pero, bueno, me ayuda mucho a saber de autores a los que no llego ni remotamente por el momento, pero que algún día espero leer, con la ayuda acumulada en estupendas dosis de aliento, que este blog me proporciona; y que mantiene en mí la llamita de la ilusión de que algún día llegaré a ser buena lectora, de verdad.

Deja un comentario