Artículos de S. J. Perelman

Perelman (1904-1979) fue autor de una novela y ganó el Óscar por el guión de La vuelta al mundo en 80 días. Pero sobre todo escribió a lo largo de su vida más de quinientos sketches humorísticos, que fueron publicados a lo largo de más de cuarenta años en The New Yorker y otras revistas. Los fue recopilando en sucesivos libros pero hasta ahora no había una selección en castellano.

Estas cuarenta y dos piezas breves son un muestrario cronológico de los de temas (la publicidad, Hollywood, la vida corriente) y formatos (relato, cartas, diálogo teatral) que este sofisticado judío neoyorquino empleaba para satirizar la vida norteamericana. Largos y sugestivos títulos van introduciendo piezas que presentan a personajes hipocondriacos o cobardes, intelectuales pedantes o gente normal que intenta montar un mueble, sacarse una muela o ligar en un bar. Se inspiraba con frecuencia en anuncios publicitarios y en revistas pulp norteamericanas.

La prosa de Perelman es juguetona y muchas veces disparatada, pero también culta e inteligente. Su estilo de humor tiene un gran componente textual. Los juegos de palabras, dobles sentidos, neologismos y metáforas pierden irremisiblemente al ser vertidos a otra lengua. Sí nos llegan en cambio su uso de lo inesperado, las alusiones oblicuas y las indefensiones múltiples a las que se ve envuelto el ciudadano común de un país rico. Sus hipérboles resultan verdaderamente graciosas y es imposible no reaccionar a su imaginativa y alocada inversión del sentido común. También conviene saber que su humor no es amable: su visión es cáustica muchas veces y su ironía puede resultar devastadora. Sus trabajos para los hermanos Marx y su magisterio sobre Woody Allen son ilustrativos de su modo de enfocar las relaciones humanas.

Steiner, Richard Ford y Enric González

Me han decepcionado un poco estos libros:

STEINER. Un largo sábado (Siruela, 2016). Entrevistas al sabio francés. Habla sobre la muerte, los judíos, la literatura, la familia, Dios, el lenguaje, la música etc. Llama la atención la pasión que dedica a asuntos de cierto interés pero no vitales, y la falta de visión con que aborda otros que sí lo son, como es la trascendencia.
BIEN.

FORD. Entre ellos (Anagrama, 2017). Dos breves recuerdos de sus padres. Bien escrito, como todo lo suyo. Y con cariño, aunque no exento a veces de cierta frialdad. Es sorprendente cómo sabe tanto de ellos. Ni la vida de él, ni la de ella, ni los comentarios del hijo son especialmente memorables. Pese a todo el libro es de agradable lectura.
BIEN.

GONZÁLEZ, Enric. Historias de Nueva York. Tercero de estos libros que le leo. Me gustaron más los de Londres y Roma.  Giuliani, gente singular de la ciudad, 11 S, barrios y calles, el crimen, la nieve, buscar piso, hot dogs, historia, taxis, droga, cocineros, rascacielos, Los Genovese y los Gambino, Wall Street, Morgan, Carnegie, Rockefeller, Vanderbilt, Astor y Frick, judíos, latinos, el beisbol (frases de Yogi Berra). Habla poco, me ha extrañado, de libros y de cine.
BIEN.

GuardarGuardar

Algunos buenos libros sobre libros

CABALLERO BONALD. Examen de ingenios (Seix Barral, 2017). Excelente conjunto de breves semblanzas y recuerdos sobre un centenar de escritores en lengua española. Cuenta lo que ha vivido en relación a ellos, su opinión sobre sus libros y una valoración sobre su relevancia en las letras del siglo pasado. Predominan españoles y, entre ellos, poetas, pero también hay gente del mundo del flamenco y de las artes plásticas. El estilo algo barroco a veces pero de alta calidad.
NOTABLE.

GÓMEZ PÉREZ. En De Homero a Kafka (Rialp, 2018) se comentan 75 breves textos. Toda una rápida historia de la literatura que quiere componer, según la llama el autor, “una geografía del alma” y que es, sobre todo, una invitación irresistible a encontrarse personalmente con los textos completos.  Las citas bien escogidas y los comentarios breves y pertinentes, con la envidiable claridad habitual del autor. Muy recomendable.
NOTABLE.

BASANTA, Antonio. Leer contra la nada (Siruela, 2017). Una apología de la lectura. Un primer capítulo muy bueno sobre todo lo que ocurre cuando leemos. El resto es más irregular y pesa un poco la acumulación de citas.
BIEN.

MITTELMARK, Howard y Sandra NEWMAN explican en Cómo no escribir una novela, los errores que deben evitar nuestros escritos (en cuanto a tema, personajes, punto de vista, estilo, etc) si tenemos aspiración de publicar algo. Abundantes ejemplos. Claro, ameno, directo y perspicaz. Saben de lo que hablan. Son de mal gusto las reiteradas referencias y ejemplos sexuales en un libro de este estilo.
BIEN.

GuardarGuardar