Flannery O’Connor y C. S. Lewis

• El por desgracia brevísimo Diario de oración de Flannery O’Connor vale la pena. No llega a la cincuentena de páginas, pero tiene cosas valiosas. Es una ventana a su mundo interior, de artista y de cristiana. Buen complemento a sus Cartas y Ensayos. Va desde enero de 1946 (tenía 20 años, vivía en Iowa City) hasta septiembre de 1947. “Me gustaría ser una santa inteligente”, “Querido Dios, ayúdame a ser una buena artista, por favor, haz que mi arte lleve a ti”. Se reproduce también en facsimil el texto completo. BIEN

Mero cristianismo, de C. S. Lewis, es uno de los mejores libros sobre fe cristiana que he leído en mi vida, y he leído muchos.  Así de claro. Es una delicia seguir a una inteligencia tan competente en cuestiones no fáciles, sin dar por supuesto nada, de modo respetuoso y convincente. SOBRESALIENTE.

McCann. 50 consejos para ser escritor

Partiendo de la sabia frase de Somerset Maugham (“Existen tres reglas para escribir una novela. Por desgracia, nadie sabe cuáles son”), el irlandés McCann ensaya cincuenta pinceladas relacionadas con la cuestión. Es profesor de escritura creativa y escritor él mismo. El texto es breve, enfático, vibrante y lleno de buenas imágenes y mejores citas. El tono motivacional lo sitúa peligrosamente cerca de los textos de autoayuda, pero se las arregla para decir algunas cosas interesantes sobre el misterioso proceso de la escritura. Este libro ayudará al que escribe y al que lee.

El Silmarillion

La nueva edición por separado de la historia de Beren y Luthien me ha llevado a releer por primera vez, y con sumo placer, El Silmarillion. En una edición digital con bellas ilustraciones de Ted Nasmith. Es un libro extraordinario. El Creador, los Valar y los Maias, elfos, hombres y enanos; el bien y mal; dragones, espadas, joyas, canciones, lugares; un mundo, una historia, lenguas, geografía, mitología. Uno de los proyectos literarios más ambiciosos y conseguidos del pasado siglo. Tengo que contenerme para no volver otra vez enseguida con Frodo, Gandalf y Aragorn por enésima vez. SOBRESALIENTE.