Para matar el gusanillo

Más allá del espejo es un caso de Charlie Parker incluido en el volumen de relatos Nocturnes. Cronológicamente se sitúa entre el cuarto libro (El camino blanco) y el quinto (El ángel negro). Aparece por primera vez el Coleccionista, personaje espeluznante.

Parker está con Rachel aún y está a punto de nacer su hija Sam. Vigila una casa abandonada donde en el pasado asesinaron a  unos niños y en la que acaba de aparecer la fotografía de una posible nueva víctima. La cuestión es que el anterior asesino se suicidó.

Están todos los ingredientes habituales de Connolly: lo sobrenatural, la presencia del mal, su efecto perdurable y contagioso, el peso del pasado de Parker. La historia (de poco más de cien páginas) no está mal pero sabe a poco en comparación con las novelas. No sé por qué no se han traducido el resto de los relatos del volumen original.

Connolly, el 9

Novena entrega de la serie Charlie Parker.

a) Ex-militares de Iraq, suicidios, Trastornos de stress post traumático. Red de tráfico de antiguedades. Una psicóloga que los ha tratado a todos ellos.
b) Los personajes misteriosos de Connolly: el Coleccionista (viejo conocido), un tal Herodes (pavoroso) y otro ser que no se sabe bien a qué mundo pertenece, el Capitán.
c) El trípode que sujeta esta historia se completa con Parker y sus colaboradores.

Connolly siempre juega un poco con lo no natural (creo que aquí la palabra sobrenatural es inexacta): voces, sueños, muertos, criaturas casi demoniacas. En algunas historias viene más a cuento que en otras, y casi siempre logra un efecto aterrador, gracias al equilibrio que logra mantener con el realismo. Cuando este equilibrio se rompe hacia lo irracional, el lector deja de creerse lo que está leyendo, o cambia de registro hacia la ciencia-ficción paranormal. Para mi, en ese momento, lo aterrador pasa a convertirse en patético y gratuito.

Esta vez Connolly está al borde del descalabro narrativo, y se aprovecha de que ya nos tiene muy atrapados con Parker.

De los más flojitos de la serie.

Connolly se la juega


Octava entrega de la serie de Connolly sobre Charlie Parker, un único proyecto en realidad que vamos conociendo en dramáticas e inquietantes partes desde 1999. El tema es la presencia del mal el mundo y lo que están llamados a pagar algunos para combatirlo.

Ya habíamos visto a Parker perder a su mujer y a su hija asesinadas, combatir a seres terroríficos, poner en peligro su segundo matrimonio, dejar de ser policía e incluso investigador privado. Parker no puede estar mucho tiempo alejado de las tinieblas y ahora quiere indagar por qué su padre, policía, disparó sobre dos jóvenes y a continuación se quitó la vida. Está en su naturaleza meter los dedos en todas las llagas. Esto le descubrirá secretos sobre sus propios orígenes y explicará muchas de las cosas que le han ocurrido los últimos años, por qué ha sido perseguido y él mismo ha perseguido, quien está detrás de todo y también quien le protege. El libro carece de la intensidad de los mejores episodios de la serie, pero es imprescindible para la comprensión del conjunto.

Continue reading