Apaches. Oakley Hall

HALL_ApachesEl western sigue teniendo su público. El escenario es propicio para la aventura y el drama extremo, la civilización es mínima y la ley y la autoridad limitadas. Matar o morir sin contemplaciones por una mujer, un puñado de reses o unos acres de tierra.

Más allá de la fórmula, las novelas de Hall dignificaron un tipo de historias encasilladas con frecuencia en el puro entretenimiento, dotando de complejidad a los personajes y acercándonos a una época donde no todo era blanco o negro, como han querido muchas películas y abundante literatura de kiosko. Su mejor libro fue sin duda Warlock. Bad Lands y Apaches (1986) son inferiores pero tienen calidad.

En esta tercera novela la acción transcurre en Nuevo México, en la década de 1880, en medio de las sangrientas guerras del condado de Madison. Los protagonistas son un teniente de caballería, un pistolero, un sheriff y, naturalmente, la femme. Los conflictos: la posesión de unas tierras (el clásico enfrentamiento ganaderos-terratenientes), las tensiones fronterizas USA-México y las subidas y bajadas de turbulentas pasiones amorosas. Al mismo tiempo, la tribu apache gobernada por Caballito huye de su reserva y busca cabalgar de nuevo con libertad.

Todo resulta familiar (fuertes, cantinas, caballos, colts, whisky y soldados), hay viveza y buen ritmo, abundante diálogo y acción continua. Un digno entretenimiento que cabe considerar (siempre que se haya leído ya Warlock).

Bad Lands. De Hall

La colonización del oeste a finales del siglo XIX es un violento periodo de la historia norteamericana. Ha inspirado un popular subgénero literario y cinematográfico, el western, con desiguales resultados en ambos lenguajes: mientras en el cine conviven las obras maestras con películas de ínfima categoría, en literatura hay una aplastante mayoría de productos de consumo de poco nivel, repletos de clichés y estereotipos, escritos con un estilo comercial y poco cuidado.

Hall (San Diego, 1920-2008) decidió acabar con eso y escribió la excelente Warlock (1958), una trepidante novela moral de aventuras, probablemente la mejor del oeste jamás publicada. Bad Lands (1978) es notablemente inferior pero aún así más que aceptable. Cuenta la lucha por la tierra en un territorio de Dakota, año 1883. En el rincón más libre del país más libre del mundo, los Hardy representan el inmovilismo aristocrático, y Lord Marchray la búsqueda del progreso. Livingston, un político neoyorkino que busca escapar de una tragedia familiar se unirá al segundo.

Continuar leyendo “Bad Lands. De Hall”

Alatriste

La oferta del Círculo para este bimestre no es demasiado atractiva. He dado dos pasadas a la revista y no me he decidido por nada. He terminado pidiendo unos CD de Plácido Domingo.

Por si no los han leído, no están mal los de Alatriste de Pérez-Reverte (pág. 18), y no les recomiendo el que tienen al lado, El asedio, muy pesado. Me tentaba el de Teller (Nada, pág. 25) pero me exigía pedir, además, otro título. Veo que sigue apareciendo en el catálogo Warlock (pág. 22), lectura que recomendé en su día. Y, por supuesto, la joya de García Márquez Crónica de una muerte anunciada (pág. 19). Para más sugerencias, pueden mirar la categoría “Círculo de lectores” y así no repito anteriores recomendaciones.